180 comentarios

Empate amargo

Hoy se jugaba un partido de los importantes en el Calderón, de esos con su ambientillo especial. Uno espera 5-6 partidos (especialmente) a lo largo del año, y entre ellos se encuentra éste.

El Sevilla llegaba a la cita un punto por encima nuestro, sumido en el mismo mar de dudas rojiblando (impagable, Ricardo), sin opciones de entrar en Champions -aunque las matemáticas digan otra cosa- y con cierto peligro en las plazas UEFA, pensando en una séptima plaza que catapulte a su ocupante hacia Europa. ¿Fútbol? Entre los dos equipos poco, bien poco hasta la fecha.

Podríamos decir que hemos asistido al partido más vibrante en el Calderón a lo largo de esta temporada, sin confundir vibrante con brillante, ojo. Los locales eran conscientes de que su anhelo europeo pasaba por ganar el encuentro y salieron presionantes, a morder arriba y recuperar rápido. El Sevilla, por el contrario, esperó atrás en los primeros compases, especulando con el marcador y con el rival.

Sin embargo, el Atlético arrastra un mal endémico. Raúl García, pero el muchacho no tiene la culpa, es muy malo, malísimo, sin nivel para jugar en Primera… y la culpa es de: Quique Sánchez-Flores, un tipo empeñado en torturar a una afición. Intento hacer memoria de las veces que sus fallos han costado caros y créanme, pierdo la cuenta. Talento innato para esconderse en las jugadas, aparecer tarde y mal, presionar visualmente, entregar pases erróneos, etc.

Menos mal que el centro del campo cuenta con un tipo como Tiago, impecable en el partido de hoy. Atentísimo al cruce, apareciendo entre los centrales para sacar la pelota jugada, ofreciéndose siempre en el centro para desahogar el juego, un líder en el centro. Con él se compensa en parte ese esperpento navarro.

El Atleti llegaba al área, combinaba en la frontal y soltaba ciertos latigazos en forma de disparos que repelía con acierto Javi Varas. Bien es cierto que en esos momentos el tedio se apoderaba del personal, o al menos de mi menda. Sólo activaban esas jugadas de fingimiento que terminaban en un bote neutral y el balón a 40 metros de donde se jugaba, o esas en las que una falta evidente quedaba sin pitar, ay ay Mateu.

Ganó temperatura finalmente con el gol de Negredo al borde del descanso, una jugada de esas que tanto nos gustan con un tipo al que no marca nadie, otro que entra de cara también solo y gol. Increíble lo de este equipo, ni en Regional. A renglón seguido los rojiblancos despertaron con una jugada de contragolpe que terminó en la derecha, para que Forlán (hoy acertado) centrase rasito al centro del área donde Kun impactaría de una forma extraña, de tal forma que Varas desbarató la ocasión. También la tuvo el Sevilla de nuevo, Luis Fabiano recibió solito en el área y no acertó a disparar.

Al inicio de la segunda parte cambió el guión. Forlán centraba desde la banda derecha con efecto hacia dentro para que Koke, que entraba de cara, cabecease suavemente al palo largo. Golazo importantísimo para el chaval. A raíz de la igualada subieron líneas y revoluciones para remontar un partido cuesta arriba. Durante unos minutos pensé que el gol caería fruto de la insistencia, premiando la valentía y castigando la racanería… no fue así.

Una contra sevillista conducida por Perotti helaría a la parroquia atlética. Un balón que empieza por la izquierda, pasa al centro del campo, termina en la derecha en Navas, tipo que la deja hacia atrás para que Rakitic la coloque junto al palo derecho. Otra vez pasividad absoluta en una zaga lamentable, presión nula.

No sé si fue tras el gol o justo antes, pero QSF decidió quitar a Koke para meter a Juanfran por la derecha. El tarugueitor continuó en el centro del campo, ¿qué hemos hecho para merecer esto?

Volviendo al partido, no quedaba otra que apelar a la heroica. El Sevilla podía matar a la contra, pero daba igual perder por uno que por dos. El gol no llegaba, en balones parados éramos incapaces de crear peligro real y delante del portero se rilaban nuestros delanteros. Hasta que un pase filtrado a la carrera de Reyes, que desde mi posición se apreció la legalidad de su posición (el primero del Sevilla también fue legal, digan lo que digan), permitió al utrerano plantarse cara a cara con Varas… el Kun esperaba para empujarla a la red y, sin embargo, Reyes decidió jugársela él mismo superando con mucho temple la salida del meta. Empate a dos con 10 minutos largos por delante.

A los 30 segundos el Kun se vuelve a encontrar mano a mano con el portero palangana, pero esta vez no hubo suerte, la jugada quedó en nada. Juanfran tuvo otra internada interesante, comenzó la jugada y él la terminó con un centro desde línea de fondo que no encontró destinatario principalmente porque fue horrible. Claro que, para horrible RG y sigue jugando. Mario Suárez y Mérida en su casa, por cierto.

Minutos de completo dominio atlético, el Sevilla achicaba aguas como podía, perdía tiempo en cada lance esperando el final del partido. Y llegó la jugada que marcó el encuentro, una cesión en el área pequeña sevillista. Por partes, no sé si hubo realmente cesión porque no recuerdo bien de quién ni donde llegaba el balón, sea como fuere el árbitro pitó y… y el gil de Varas soltó el balón. Tiago, perro viejo, puso la pelota en juego ipso-facto hacia un Kun situado a 3 metros de él, ambos completamente solos en el área rival. Daba tiempo a pararla, a colocar lejos del alcance del portero, a devolvérsela a Tiago para que éste marcase… pues no, el ‘10’ la estrelló en el muñeco. Mal, Kun, fatal.

El partido murió con un disparo de Negredo a la escuadra que impactó en la espalda de DDG quedando muerto el cuero en el área pequeña. Capel corrió hacia el balón cayendo por el camino, difícil papeleta para un Mateu que entonó una vez más el “sigan, sigan”. Lo reconozco, me acojoné porque la vi dentro.

Con 34 puntos seguimos nuestra escalada hacia los 42 puntos necesarios para salvarnos, una vez en ese punto ya veremos por qué se puede luchar.

278 comentarios

A 9 puntos de salvarnos.

Aprovecharé este post para contestar aquellas preguntas que Suro dejó, y que por falta de tiempo no contesté. Recordemos las preguntas:

1) ¿Estaríais de acuerdo en que el C. At. de Madrid descendiera a 2ªB por la mala gestión de los dirincuentes actuales, que estos desaparecieran, que el Club volviera a manos de los socios y se reiniciara desde allí el nuevo-antiguo Atleti democrático y plural?

2) ¿Merece la pena el riesgo de ese descenso para purificar la directiva?

3) Sin la aparición de un hada madrina en forma de Jeque, Indio, Ruso o similar ¿creéis que volveríamos a la élite en un plazo razonable?

En principio, si el Atlético de Madrid descendiese a 2ºB por problemas económicos sería la tumba del club, dando igual que se fueran o no, nos iríamos todos. Con una deuda superior a los 600 millones, sin esos ingresos por tv que desaparecerían junto a gran parte de patrocinios, la disminución por taquillajes, etc. no habría forma de conjugar esa deuda a corto plazo, y explícale eso a los acreedores… lo dicho, duramos dos telediarios. Fijaos en el Oviedo con una deuda en su momento de 20 millones, al borde de la desaparición. Con esto se responde a la segunda cuestión y la tercera.

Si la idea consiste en bajar por la vía deportiva a 2ºA no garantiza nada, ya hemos purgado nuestros pecados durante dos años y sirvió para revitalizar todos esos tópicos de “pupas” que tanto me dan por saco. Vamos, que puestos a pedir, mejor un secuestro de Magil en uno de sus viajes a Oriente Medio. Pero sin rescate, se lo pueden quedar cavando en una duna, cuando llegue al centro de la Tierra que siga hasta salir por las antípodas.

Pero oiga, ¿no hablará usted del partido? Pues mire, ganas, lo que se dice ganas, no hay. Ver a este equipo se ha convertido en una auténtica tortura china, qué les puedo decir si RG es titular habitual, un tipo que cobrando un pastizal y medio no sabe (ni se espera que aprenda) jugar el balón sin rifarlo, un equipo en el que Koke ha supuesto una bocanada de aire fresco. Si a este chaval le pusiesen con Tiago en el medio, y no volcado a una banda, empezaríamos a ver algo de fútbol en nuestros partidos. Incluso si me apuran, con un tercer centrocampista que no sea RG o Assunçao (tarjeta amarilla en 3 minutos jugados. Crack), pero ese es otro tema.

Realmente el plano deportivo no me importa un carajo, y no me importa porque da igual qué pase, si cambian de entrenador, si traen al primo (bobo) de Robinho, a Ramoncín del Osasuna o al sobrino de Jackie Chan para repartir estopa en el centro. Me la sopla. A los dos días todo lo que parecía maravilloso a efectos de propaganda periodística se convertirá en toneladas de estiércol, pero no porque este club sea el “Triángulo de las Bermudas” futbolístico, sino porque lo que llegó era estiércol envuelto en papel de regalo en muchas ocasiones, y en las menos, el propio peso del estiércol sepulta al bueno.

El Zaragoza puede preocuparse, si el Atlético actual consiguió derrotarles en su casa… cualquiera lo hará. Un esperpento de equipo con una zaga que no ofrece ninguna seguridad (menos que la atlética), un centro del campo inexistente, sin bandas con las que llegar rápido arriba y con una delantera terrible. Terriblemente mala. Ya me dejaron una pésima impresión en el Manzanares, pese a jugar con un hombre más durante media hora larga.

Se colocan a un solo punto del descenso a la espera de lo que hagan mañana sus inmediatos perseguidores, con peligro de caer a la zona caliente. El Atlético, en cambio, suma tres puntos importantes que le acercan al importante objetivo de la salvación (42). Vienen curvas, Sevilla, Getafe, Villareal pasarán en dos semanas revista a la nave rojiblanda (grande, Ricardo).

No quería terminar el post sin mandar a Miguel Ángel Ruiz a escardar cebollinos por gilipollas o vendido, o quizá ambas. Soltar en plena retransmisión que esta victoria va a servir para calmar unos ánimos encendidos en las últimas fechas en la afición dice muy poco del ex-defensa atlético. Si de verdad cree que la gente se ha hartado por perder 4 partidos no entiende nada, y si lo hace para lamerle la mano (por no decir otra cosa) a Gil, peor aún. Con 0-1 se oyeron cánticos en la grada bien claritos, “Diles que se vayan”, en ningún momento se informó sobre esto. Sí pudimos ver la cuñita publicitaria de Inmobiliarias Caratorcida. Lo dicho, gritamos por cuatro partidos.
Diles que se mueran.

134 comentarios

Recalculando...

Como a lo largo del Gilifato, cada temporada se fijan una serie de objetivos generalmente siete pueblos por encima de los reales, sea luchar por el título, la Champions, la UEFA o la Intertonto en su momento. Por supuesto, el mandamás rojiblanco, desde que murió el patriarca, no enseña su sinuoso perfil ni para salir en la foto, él sólo aparece para poner el cazo, siendo Don Cooperador el que muestra su estúpida sonrisa acompañada de chascarrillos, “este cluz aspira a todo (así, sin más)”.

Pasados los dos primeros meses ese objetivo inicial se va al carajo en el 85% de las veces. Y pasa precisamente por fijar algo inalcanzable, ya que salvo los muy optimistas (yo diría bobos) nadie en su sano juicio que siga el devenir habitual del equipo y conozca la capacidad de autodestrucción desde la zona noble apostaría por la lucha por el título. Pues bien, llevamos ya unas temporadas con esa tomadura de pelo inicial, con las palmas de una prensa cómplice que debe estar vendiéndose por un bocadillo de mejillones (de lata). Unas veces le toca al simpar Atlético, otras al Valencia o Sevilla, y las menos, al Villareal contar con ese gancho de “alternativa al título” en según qué momentos para intentar disfrazar un bodrio de duopolio que ya huele a bacalao.


Entretanto, recalculemos ruta u objetivos, como lo quieran llamar. “¿Al título? No, no, nosotros dijimos que aspirábamos a todo, como el resto de cluzs que disputan la competición, el objetivo es meterse en Champions”. Y así se tira durante un tiempo indefinido, pueden ser semanas, un par de meses o puede que incluso se llegue a conseguir por esas cosas de la vida, celebrando la consecución del título (¿dije título? No, objetivo...) con un remojón en la fuente de Neptuno, porque… tratándose del tercer presupuesto de la liga, ¡no me digan que no es un exitazo!

Pero sigamos, centrémonos en las veces que tampoco se consigue dicho objetivo. ¿Champions? No, no, siempre se dijo que había que entrar en Europa, la feroz competencia en la liga española provoca que no todos puedan tocar el Olimpo europeo, por tanto, centrémonos en llegar a puestos europeos (sin especificar, recuerden que hablamos del tercer presupuesto). Por regla general, quedar entre los siete primeros te asegura jugar al año siguiente competición europea, dependiendo de si los finalistas de Copa se clasificaron vía liga para dichas competiciones, es decir, hagamos un cálculo fácil (no hace falta ser actuario ni diplomado en estadística), si aislamos de la muestra los dos primeros puestos nos quedan 18 plazas, de las cuales 5 dan acceso a Europa… un 27,78% de equipos consiguen el -paupérrimo según competición y equipo- tercer objetivo que se plantea el Atlético a lo largo de la temporada.

Hoy, oficialmente, el cluz de boca de Don Cooperador, según desvela MundoFeliz, ha cambiado de objetivos, textualmente: "Ahora tendremos que cambiar objetivos y a dedicarnos a ir partido a partido, ganar cuanto antes los encuentros y llegaremos donde sea posible". Como ven, las enigmáticas palabras dejan una puerta abierta al próximo golpe de timón, mientras en el diario aseguran que se centran en la Europa League (séptima plaza, la sexta queda tan lejos como Manolete de la dicción clara), el monigote de Calam se guarda el as en la manga. “¿Europa League? En su momento aseguré que llegaríamos donde fuese posible, piensen que salvamos la categoría”.

Y ese es el Gil de Madrid, el club de fútbol peor gestionado de España (y casi de Europa), pero aquí nunca pasa nada, los aficionados siguen renovando sus abonos, yendo al campo a tragarse el bodrio de cada domingo Ya les dije que en el Atlético cambiamos de objetivos como de técnicos (¡upss!), lo que no cambia son los dueños, los mismos durante 23 largos años de mediocridad controlada. Controlada por ellos, vamos.

Desde la temporada 2002/03, hemos quedado cinco veces del séptimo puesto hacia abajo, y dos cuartos. Este año toca del séptimo hacia abajo, más abajo que séptimo. Sin contar los dos años en Segunda División, la temporada de la intervención judicial en la que quedamos penúltimos. Desde la 93/94, a excepción del año del doblete y el posterior que fuimos quintos (¡quintos!), el equipo ha deambulado de mitad de la tabla hacia abajo. Así son los datos de crueles, muestran la puñetera realidad, por más que los cuatro juntaletras pesebreros, vendidos a la dictadura gilista intenten maquillarla.

El descenso queda a 8 puntos, ¡sálvese quien pueda!

101 comentarios

Diles que se mueran

El Gil de Madrid volvió a escribir una de esas páginas tan recurrentes, escritas con material de cuarta -porque no hay quinta-, vendida como si fuese de primera calidad. Sin embargo, al respetable ya no se la dan con queso, sabe perfectamente que este equipo es una ruina, una mentira inmensa cimentada bajo el paraguas de dos peleles necesarios a los que quemar cuando se descubre el pastel. Véase entrenador y director deportivo, que no digo que haya que exculparles de todo mal, ni mucho menos, si fuese un club serio habría que haberles cortado la cabeza (las dos) hace ya tiempo. Pero ni lo somos ni lo aparentamos.

Los arquitectos y verdaderos culpables de este atleticidio responden al nombre de Miguel Ángel Gil Marín y Enrique Cerezo Torres, arquitectos del edificio en ruinas, encargados de silenciar toda crítica, de apuntillar a este cadavérico Atlético de Madrid, del que sólo queda el nombre oficial.

No fui al partido, tampoco mi compañero de grada, ¿merece la pena perder el tiempo con este bodrio? Ya se intuía qué pasaría, una derrota que ni mucho menos me duele, con estos actores y estos “productores” de películas de serie B prefiero quedarme en casa a salir fuera para hacer el ridículo. Si de paso sirve para que la grada increpe al palco, pues mejor.

Pero cuidado con el descenso, insisto, cada día se acerca un pelín más y hasta que no se sumen esos doce o trece puntos la amenaza seguirá latente. El Sporting arrancó un punto al Barcelona, el Racing está puntuando con el Sevilla y mañana hay dos choques directos por la salvación… vamos, que dentro de 4 jornadas podemos empezar a acojonarnos de verdad. El próximo partido lo jugamos en Zaragoza frente a un rival directo, clave ganar allí para evitar enfangarse aun más.

Mientras escribo esto acaba de marcar el Racing el tercero, luego ya les tenemos a sólo 5 puntos. ¡Qué bien!

Este no es el Atlético de Madrid, me lo han cambiado y realmente me cuesta cada día más tenerle aprecio a esta cutre y zafia versión, os dejo el clásico de The Beatles que define muy bien qué siento ahora mismo:


122 comentarios

Duelos en Octavos de Champions

Ante el difícil e inútil seguimiento de la actualidad colchonera, me la pela si quieren vender al Kun al Trampas español, inglés o suizo, si Domínguez no juega pero le quieren grandes equipos europeos y demás temas poco saludables. Porque además de cabrearme termino en lo mismo, decidirá el bolsillo de Caratorcida, ladrón de profesión.

Por tanto, y como la actualidad merengoso-culé me importa lo mismo que a los sindicatos los millones de parados (menos que nada, pero qué bien salimos en la foto), hablaremos sobre la Champions, esa competición que ya, la juegan los dos anteriores pero que no es patrimonio exclusivo de estos, leñe. El otro día apunté sin razonar mínimamente mis pronósticos, hoy sí me extenderé.

Milán-Tottenham

La ‘squadra rossonera’, de la mano de Allegri, ha mejorado con respecto a las últimas deprimentes temporadas en las que el cementerio de elefantes se veía incapaz de COMPETIR (en mayúsculas) tanto en Italia como en Europa, si bien la media de edad se mantiene alta y su tendencia a recoger los escombros futbolísticos de Europa resulte enternecedora (véase Ronaldo, Ronaldinho, Robinho, Van Bommel…), hay que reconocer que su progreso es palpable. Ha encontrado en Zlatan y Pato una sociedad temible, con el día tonto son capaces de liarla gorda, pero siendo justos reconoceremos que su centro del campo dista mucho del de un candidato en Europa. Vamos, que en “casa” pueden ganar muchos partidos, pero la Champions es otro tema distinto.

Los ‘Spurs’, con Harry al frente (nos fallaste, cabroncete), consiguieron el año pasado su retorno a la Champions con jugadores tan importantes como Defoe, Lennon y Bale. Pero eso fue el año pasado, esta temporada se han visto afectados por el ascenso de un City que les puede dejar sin Champions, toda vez que el Liverpool ni está ni se le espera. Sin embargo, podemos afirmar que el Tottenham cuenta con jugadores de élite en un mejor momento (futbolístico) que los del Milán. Van der Vaart, Modric, Pavlyuchenko o Crouch, entre otros, deberían ser capaces de amargar la tarde a cualquiera.

Conclusión: eliminatoria pareja, el Milán hará valer su experiencia europea forzando que sea en la vuelta donde se decida todo, pero los del norte de Londres conseguirán pasar al calor de su público.

Valencia-Schalke

El Valencia ha perdido calidad individual con las salidas de Silva y Villa, negarlo sería de necios, pero sus recambios han reforzado una idea de grupo que ahora se hace fuerte en casa. En el otro lado de la balanza pongo su fragilidad defensiva, y eso en Europa se paga, mucho. ¿Bastará para pasar ronda?

El Schalke, con el muchacho de la cama hipobárica, se ha convertido en un candidato evidente al cetro europeo y mundial (juas juas). Ahora en serio, sus tribulaciones en la competición casera nada han tenido que ver con su periplo continental. Su delantera está formada por Raúl y Huntelaar, Metzelder y Höwedes serán fijos atrás, Jurado adquirió bastante papeletas en la rifa, junto a Farfán… y por supuesto, Neuer en portería. Un equipo rocoso, difícil de ganar, pero también difícil que te gane ampliamente.

Conclusión: Francamente, al Valencia le ha venido Dios a ver en el sorteo. Los alemanes jamás les sacarán de punto mediante un acoso físico, buscarán ser protagonistas con el balón a su manera y los chés pueden aprovecharlo para matar en rápidos contragolpes. O al menos así lo veo.

Roma-Shakhtar

Los “giallorossi” han sido unos habituales de esta ronda de la Champions, la pasaban para después caer estrepitosamente en Cuartos. A todo esto, me declaro abiertamente simpatizante romanista (así como del Toro), luego puede influir en mi valoración. Vale que el impresentable e inepto de Ranieri anda de por medio, capaz de matar cualquier atisbo de talento… pero De Rossi, Pizarro, Totti, Borriello o Vucinic deben ser suficientes para superar una barrera de octavos, a nivel ofensivo. Si bien Totti no parece contar mucho, y Perrotta gozará de mayor protagonismo del deseable.

El Shakhtar ganó la UEFA hace dos años, precisamente tras caer de la Champions, un camino similar al del Atlético el año pasado. Los ucranianos cuentan con una buena legión de brasileños desde hace tiempo, incluso el “croata” Eduardo le consideraremos en el lote. Se trata de un equipo que apuesta por jugar al fútbol, no le quema el balón en los pies y tampoco les pesa presionar la salida del rival, un equipo incómodo. Que se lo digan al Barcelona.

Conclusión: eliminatoria muy pareja que se decidirá por pequeños detalles, con un pronóstico incierto. Esperemos (espero) que sea la Roma quien se lleve el gato al agua.

Arsenal-Barcelona

Aparentemente la eliminatoria más atractiva de ver. Los gunners, una de mis debilidades, tienen la puñetera suerte del enano… Critican a Wenger su política de fichar teenagers, crear una sinfonía en torno al balón y luego no ganar nada, una especie de amagar para no dar. Pero señores, ¡qué amago más vistoso! Denme siete amagos como ese y quédense su combate anodino, por muy certero que haya sido el púgil. Fábregas hace las veces de arquitecto, rodeado de un grupo de aparejadores bastante competente; Nasri, Arshavin, Wilshere o Rosicky. Les faltan tres cosas para aspirar a todo, un portero decente, un káiser en la zaga para hacer pareja con Vermaelen y un delantero matador. RVP intenta con éxito marcar goles, pero jamás puede ser la única referencia de un equipo que pretenda ganar algo. Diaby ha crecido progresivamente hasta convertirse en un interesante todocampista, capaz de robar balones y de descolgarse para marcar algún golito. Lo dicho, una excelente apuesta…

Pero el rival se llama Barcelona. A día de hoy pocos equipos le pueden hacer sombra a doble partido, y desde luego no será un equipo como el Arsenal al que si le quitas el balón le desnudas completamente. Pep ya conoce a los londinenses sobradamente, supongo que no se confiará y terminará pasando la eliminatoria fiel a su estilo.

Conclusión: En Londres saldrán vivos, el Arsenal en el Emirates suele “volar”, probablemente hasta consigan un resultado positivo, pero en la vuelta se impondrá el equipo español.

Copenaghe-Chelsea

Los daneses amargaron a los culés en la fase de grupos, tanto es así que en Dinamarca le arrancaron un empate cuando todavía había cosas en juego (era la cuarta jornada) y perdieron dignamente en el Camp Nou, con un recital de presión y salida. Cuidado con este lobo con piel de cordero, puede armarla gorda si le desprecian.

Los del barrio pijo de Londres se han reforzado en Enero con Torres y André Luiz, no obstante siguen teniendo un boquete sideral en un centro del campo que necesita un bay-pass como el comer, pues Lampard mucho me temo que no es el mismo (como Gerrard) y ni Essien ni Obi Mikel poseen el talento de la creación. Pese a todo son favoritos finales, el gol se paga y entre Drogba, Torres y Anelka juntan el suficiente, unido a una seguridad defensiva notable, con Ivanovic, Terry, Cole y ahora André Luiz.

Conclusión: ganará el Chelsea por experiencia y potencial, pero los daneses les pueden dar algún mal rato.

Lyon-Madrid

Los franceses se han convertido en un clásico de la competición, las 7 ligas consecutivas les han permitido perpetuarse en zona Champions, llegando generalmente a la fase de “knock-out”. El año pasado se cargaron al Madrid, como hace cinco años, es decir, se puede decir que les tienen la medida tomada. Para colmo, en la fase de grupos que coincidieron les arrebataron el primer puesto, lo dicho, la medida. Kallstrom, Pjanic, Toulalan, Gourcuff, Lisandro, Chelo Delgado… ¿serán suficientes?

Al Madrid ya le conocemos de sobra. Sin Xabi Alonso están más perdidos que ZP en un congreso de economía, pierden fluidez, empiezan a perderse en pases horizontales que no llevan a ninguna parte y los que meten en largo van directos al tío Paco, sentado en la cuarta fila. Aunque parece obvio nadie lo ve, tapando al vasco apagas gran parte del arsenal cornúpeta. Por el contrario se dedican a correr más que ellos, a tapar aguas como pueden y claro, terminan perdiendo.

Conclusión: ganará el Madrid, mal que me pese. Aunque todavía hay un hilo de esperanza. Quizá, merced a la tradición del último lustro (algo más), se peguen un tiro en el pie… o en las costillas.

Marsella-United

Los marselleses responden al perfil de equipo al que pocos dan bola, la mayoría toma como un digno outsider y… realmente es así. Sin individualidades que reseñar, lo mejor de su zona ancha responde al nombre de Lucho González, eso sí, poseen gol con Remy, Gignac y Brandao. Su portero (Mandanda), pese a ser internacional, ofrece poca seguridad, como buen meta africano combina paradas imposibles con cantes sonados.

El Trampas de las Islas bajó el pistón desde que el invento portugués se marchó, SAF lo sabe. Notable temporada de Dimitar Berbatov, se está saliendo el muchacho, por el contrario Rooney dista mucho de ser el del año pasado. Un grupo bastante uniforme, con maratonianos (Park), extremos (Nani, Valencia), jugadores enormes en el ocaso de su carrera (Scholes y Giggs)… en definitiva, un equipo complicado de ganar, aunque no es el mejor Manchester de los últimos cinco años, vamos.

Conclusión: gana el Manchester sin mayores problemas, los marselleses jugarán a la contra y no les valdrá para nada.

Inter-Bayern

La eliminatoria más difícil de descifrar. Reedición de la final del 2010. El Inter ha renacido después de la salida de Benítez, no obstante siguen sin jugar a nada, como siempre, vaya. Actuales campeones, si su defensa funciona como debe se convierten en un hueso duro de roer, pues Sneijder suele encontrar la forma de filtrar un pase hacia Pazzini o Eto’o. Mucho oficio atrás con jugadores tan veteranos y curtidos en mil batallas como Lucio -qué mal me cae-, Samuel, Zanetti, Córdoba o Materazzi.

El Bayern pasa por una de esas caóticas temporadas, no encuentra término medio, o bien arrasa en la Bundesliga o se arrastra miserablemente. La lesión de Robben tuvo mucho que ver, ahora está recuperado y hace de ellos un equipo temible. Ribery, que tanto sonó en el pasado, ha quedado como un buen jugador sin más, no el megacrack mundial que tanto nos hicieron ver los medios españoles, influenciados por su futurible destino más que por los méritos cosechados. Importantísimo en su juego Schweinsteiger. Muller ha bajado con respecto al año pasado. Muchas incógnitas.

Conclusión: por los nuevos aires positivos que rodean al Inter, la cotización a la baja del Bayern y tal… me hacen pensar que los italianos pasarán ronda con oficio y puntual “suerte” italiana. Pero no descartaría del todo al rodillo alemán.

127 comentarios

Pasotismo sin talento, derrota segura

Ya decíamos en la previa que sacase lo que sacase QSF íbamos a palmar como cabrones, da igual que jueguen dos laterales para tapar las bandas, que juegue un mediapunta enganchando enlazando la delantera con el centro del campo, da igual todo. La mediocridad de este equipo es tan evidente que viendo sus partidos uno se pregunta cómo hemos llegado hasta el 7º puesto actual, 6º hace bien poco.

Mientras tanto, el Barcelona ha masacrado a sus rivales en su campo, coleccionando manitas frente a rivales de toda clase y condición, desde el segundo clasificado hasta el líder de segunda (Betis), sumado a una racha de 15 victorias consecutivas en liga hasta ayer, hoy ya 16. Total, ¿qué podría esperar la gente?

Mire usted, el Atlético con su halo de misterio, sus arranques repentinos, su su… puede ganar a cualquiera. ¡Y un huevo! Este equipo carece de la velocidad y arrojo del de otros años, coleccionando jugadores a la baja, además, el Barça tampoco se parece al de Rijkaard ni llegaba con alguna baja importante que pudiese cortocircuitar sus vías respiratorias.

Así pues, no sé si decir que vi el partido o que no. Lo hice a ratos, me dijeron de salir y obviamente no me iba a quedar a ver “La matanza de Texas (versión catalana)”, que luego quedó en “La maté por medio bollo”, una superproducción de Enrique Cerezo para un público muy particular. Me preocupa la perdida de interés hacia el Atlético, antes sufría si no podía ver un partido, aunque fuese lo oía por la radio, ni de coña me iba por ahí hasta que no terminaba dicho encuentro… hoy en día no es así, se ha llegado a un punto por mi parte que todo me da igual.

El partido, pues ya he dicho que no fue tal matanza, si bien la posesión durante el primer tiempo rozó el ridículo, con un exiguo 20tantos %, es decir, el equipo defendía con 10 en su propio campo con el pelotazo al Kun como único argumento ofensivo. Era inevitable que los goles llegasen, fuese de una forma o de otra. En la segunda parte el Barcelona se relajó o el Atlético se soltó (casi apostaría por lo primero) permitiendo que viésemos alguna jugada de ataque, para que salga en las estadísticas. Filipe Luis rozó el gol inclusive.

Sin embargo, fue el Barcelona el que redondeó el resultado con un 3-0 que hace justicia a las capacidades furgolísticas de unos y otros. La racanería, cobardía y la falta acuciante de talento se pagan. Ahora la UEFA ya queda a tres partidos, los mismos que el descenso, quedando por jugar Valencia, Sevilla y Villareal en las próximas fechas, ¿ya veis más cerca el descenso que la UEFA?

102 comentarios

Entrevista a Magil

Transcribo la entrevista que nos ha dejado Indiana, así se puede leer mucho más cómodamente..

PREGUNTA. ¿Estaba el domingo en el estadio?
RESPUESTA. No.

P. ¿Cómo se enteró de los cánticos contra usted?
R. Por la gente que trabaja en el club, es obvio, y por familiares que sí estaban.

P. ¿Cómo se sintió?
R. Yo no tengo que reprochar nada a nadie. Entiendo cómo es el fútbol y soy consciente de las reglas bajo las que está inmerso. Si algo tengo claro es que debo agradecer a la afición el comportamiento y la lealtad hacia el club, hacia el escudo, hacia los colores y hacia la historia, que no hacia las personas. La pasión te hace pasar de respetado a despreciado en cinco minutos. De haber entrado el gol de Forlán, de no haberse equivocado el árbitro con Perea, de haber ganado, en definitiva... lo que ocurrió después justifica esa reacción. El público se frustra y descarga en alguien.

P. ¿Le extrañó que se centraran exclusivamente en usted?
R. Yo no particularizo. A mí me hace el mismo daño que me chillen a mí, al presidente, al entrenador o a cualquier jugador. Debemos entender que todos somos uno, y en la medida en que no seamos capaces de comprender que la división nos devalúa y nos hace más vulnerables, fortaleciendo a los que compiten con nosotros, no vamos a ser capaces de crecer. El club viene de un periodo bonito y no podemos bajar los brazos.

P. ¿Ha hecho autocrítica en los últimos días?
R. Sí, evidentemente analizas todo lo que es responsabilidad tuya. En pretemporada dijimos no a la salida de jugadores que entendíamos parte fundamental del éxito de los últimos años, y contratamos otros que de acuerdo al criterio de los técnicos cumplían las necesidades. Yo tengo la obligación de buscar el punto de equilibrio entre lo que los técnicos demandan y lo que la cuenta de resultados exige. Por eso la salida de Jurado, con independencia de que él la pide porque entiende que no es protagonista y le ofrecen casi cuatro veces lo que gana aquí. Fue la única e invertimos 29 millones. En las primeras jornadas estábamos líderes tras el título de Supercopa y las dos finales de la temporada anterior, una de ellas ganada. Nuestro trabajo era el mismo que el de hoy. Existía un cierto consenso de que era una plantilla para seguir compitiendo, estar entre los cuatro primeros del campeonato y hacer lo que pudiéramos en las competiciones por eliminatorias. Se ha dado mal, es obvio. Hay sensación de decepción y frustración, pero en primer lugar para los que estamos dentro.

P. ¿Y qué medidas van a tomar?
R. Deportivamente no estamos consiguiendo los objetivos mínimos marcados, pero no por ellodebemos autodestruirnos. El club necesita confianza y solvencia, y para ello es necesario que todos caminemos juntos. No se pueden reabrir heridas del pasado cada vez que se pierden tres partidos. No se pueden poner en duda la capacidad y compromiso de técnico, jugadores y dirigentes porque en un periodo de una temporada los resultados no acompañen. La pasada ocurrió algo parecido y concluyó bien. En la anterior recuerdola campaña con Maxi, en la que se hablaba de que se podía conseguir el objetivo a falta de ocho partidos: se ganaron siete y se consiguió. Ni me resigno ni bajo los brazos. Yo sigo confiando en este técnico y en esta plantilla. Si la afición quiere ayudarnos en unmomento en el que todos lo necesitamos, estoy convencido de que volveremos a hacerlos disfrutar. Comprendo la desilusión, e incluso el desahogo, pero no podemos poner en entredicho la estabilidad del club cada temporada..


P. ¿Qué supondría para el Atlético quedarse fuera de la Champions?
R. Pues ingresos menores por importe de 25 millones.

P. ¿Y eso qué consecuencias tendría?
R. Ralentizar nuestro crecimiento y que cueste más llegar a cumplir objetivos tanto deportivos como sociales y de marca.

P. ¿Y quedarse fuera incluso de la Europa League?
R. Ahí la diferencia no es tan grande. Es más cuestión de prestigio que de dinero. Entre Abonos Totales y derechos por llegar a octavos no creo que se superen los 6 ó 7 kilos.

P. Parece que Enrique Cerezo se desmarca de su gestión, primero con Simao y después contodo lo relacionado con las ofertas del Real Madrid.
R. Ya expliqué la salida de Simao. Cuando un jugador quiere salir y le quedan cinco meses de contrato, el club debe buscar el punto de equilibrio entre la voluntad del jugador y las necesidades propias. Aquí se consiguió. En cualquier caso, con Simao jugando todos los partidos hasta final de diciembre, el Atlético fue eliminado de la Europa League y no fue regular en la primera vuelta de la Liga. En cuanto al affaire Real Madrid, me limité a decir la verdad en defensa de mi club. No puedo consentir que se diga, sin importar las consecuencias, que el Real Madrid abonará en junio el importe de la cláusula de rescisión de Kun o que Forlán se ha ofrecido a ese club. El Atlético recibió una oferta de 45 millones por el traspaso de Agüero y otra, primero de cesión y luego de traspaso, por Diego Forlán. Eso es así y yo no miento. Creí necesario parar las especulaciones dando a conocer a nuestros jugadores, técnicos y aficionados la postura oficial y radical del club en este asunto
....

P. ¿Cómo es su relación con el presidente?
R. La normal entre dos personas que tienen un interés común: que el Atlético crezca deportiva y socialmente, que patrimonialmente sea sólido y que la imagen de su marca sea buena. Es lo que nos une, pues no tenemos ni amigos ni aficiones en común. Es obvio que hacer públicos aquellos puntos en los que uno no está de acuerdo en momentos deportivos malos daña másla imagen de la entidad, porque la hace más vulnerable, pero ya ha habido otras ocasiones en las que miembros del Consejo han mostrado su disconformidad con algo concreto. Las decisiones más relevantes las conocen todos e intento buscar
...

P. Futre escribió en MARCA que no debe resultar sencillo rechazar tanta oferta.
R. Se lo agradezco, porque es de las pocas voces que ha defendido esa toma de posiciones. Hemos dicho a lo largo de esta temporada no a las ventas de De Gea, Ujfalusi, Forlán, Agüero yGodín, por más de 100 millones. Es mucho dinero. Y esto nos indica que no nos hemos equivocado trayéndolos y que con seguridad nos harán volver a disfrutar de nuestro equipo.Aunque a día de hoy parezca que nuestra plantilla carece de valor, que nuestra gestión es deficiente, que nada invita al optimismo, yo estoy convencido de que lo hecho en los tres últimos años sirve de mucho: tenemos una base muy buena y 10 ó 12 jóvenes de nuestra cantera que están llegando a formar parte de la primera plantilla.

P. ¿Miguel Ángel Gil sabe en qué equipo jugará Agüero la próxima temporada?
R. En el Atlético de Madrid, con total seguridad.

P. ¿Y Diego Forlán?
R. Si él quiere, en el Atlético de Madrid. Ésa es una decisión que vamos a tomar conjuntamente, pero nosotros le hemos dicho que nos ha dado muchas tardes muy bonitas, que ha formado parte activa de nuestros éxitos y que no se pueden poner en duda ni su capacidad ni su profesionalidad. Otra cosa es que haya jugadores como él, que pelean por sincerarse, por decir que no todos los que besan el escudo lo sienten y que los jugadores deben ser considerados tal y como les consideran los clubes, que por mucha fidelidad que tengan les traspasan si no rinden. Su posición es rendir al máximo nivel que pueda esté donde esté, sin vincularse con ningún club. Al fin y al cabo no deja de ser una postura sincera, porque los futbolistas son del equipo que les ha ayudado a crecer, Diego de Peñarol, Agüero de Independiente, Torres del Atlético... Es razonable. Luego se deben al contrato y al club que les paga.

P. ¿Y David de Gea?
R. Es evidente que nosotros no vamos a hacer nada por que se vaya. Le hemos hecho saber que nos gustaría que siga jugando aquí, pero al final es lo que decimos siempre: los jugadores juegan donde quieren. Si David pide salir del Atlético, el club no le va a cerrar la puerta. Eso sí, le hemos dicho que no queremos 20 ni 25 ni 30 millones por sus derechos, sino que esté aquí 10 años más.

P. ¿Cuál fue la última oferta del Chelsea por Godín?
R. 18 millones.

P. ¿Y los dirigentes entienden que alguien así de valorado ocupe banquillo en el Atlético muchas semanas?
R. No entramos a valorar eso, porque Godín es jugador del Atlético para los próximos cuatro años. Si circunstancialmente no debe jugar, por los motivos que entienda el entrenador, ésaes una decisión que no tenemos más remedio que respetar.

P. ¿Quique seguirá hasta final de campaña pase lo que pase?
R. Ése es nuestro compromiso, nuestra idea, lo que tiene firmado por contrato y lo que a todos nos gustaría. El primero que tiene que estar de acuerdo es el propio entrenador, pero lo razonable es que sí. Quique seguirá hasta final de temporada en puesto de Champions, en puesto de Europa League o por debajo del séptimo.

P. También concluye contrato Jesús García Pitarch...
R. En estos momentos lo ideal es pensar en trabajar, en ganar al Barcelona, que no es fácil, y no en hablar de planificaciones a medio plazo, porque eso se puede entender como cortinas de humo. Tenemos que ser conscientes de la realidad: el equipo no está cumpliendo los objetivos y eso es culpa de muchos. Mía, del presidente, del director deportivo, del entrenador, de los jugadores... lo que tenemos que hacer es ir de la mano para conseguir el objetivo, que todavía estamos a tiempo, y a final de temporada tomar decisiones.

P. Que no se hable no quiere decir que no se trabaje. Miranda, Adrián...
R. No podemos dejar de trabajar. Pensamos en el futuro del Atlético de forma permanente,tanto a nivel de fútbol base como de primer equipo. Lo que no hacemos en ningún caso es plantear la reestructuración del club, porque no creo que sea el momento y porque a lo mejorno es necesaria. Esperaremos a final de temporada, pero mientras siga esta estructura seguirá trabajando.

Tenemos una serie de jugadores fuera que están dando buen nivel, como Rubén Pérez o como Salvio, son pocas las posiciones a retocar, tenemos ya jugadores contratados para junio y se trata de consensuar qué se necesita, una vez tengamos claro quiénes son las personas que van a planificar la temporada que viene a nivel deportivo. La base está y es muy buena..


P. El primer equipo lo engulle todo, pero si prescindiéramos de él... ¿cuál sería la situacióndel club?
R. Envidiable. Además de equilibrar la cuenta de resultados, tenemos un proyecto con el que se ha incrementado el patrimonio de la entidad en 400 millones. En cuanto al nuevo estadio, se iniciará su construcción el próximo mes con toda seguridad. Espero que la Ciudad Deportivala podamos iniciar también este año, aunque aquí dependemos de la velocidad que quieran dar los propietarios del suelo a las obras de urbanización. También estamos trabajandoen el proyecto internacional de expansión de la marca Atlético, que sin duda nos va a ayudar mucho en un futuro muy cercano. Todo esto, que es mucho, no se puede incendiar porque en esta temporada no se consigan los objetivos deportivos. Yo soy el primero que lo siente, pero también el primero que se levanta tras la caída para continuar la carrera. Es una carrera bonita, apasionante y llena de ilusión, porque el Atlético es eso: pasión, ilusión y un futuro muy bonito. Es para estar más que orgulloso, pero la realidad es que te valoran más por lo que hace el primer equipo que por tu gestión en general.

P. Tras el premio al mejor gestor del mundo, ¿se siente más valorado fuera que dentro?
R. El fútbol es así. Cuando la gente insulta en un campo se trata de un momento de frustraciónque casi nunca está relacionado con un triunfo del equipo. De alguna manera el premio está más relacionado con una gestión razonablemente ordenada y con los proyectos de los que hablaba hace un momento.

P. ¿En las últimas semanas alguien se ha interesado por la propiedad accionarial del Atlético?
R. Es difícil. Toda la gente que aparece en momentos difíciles busca, uno, hacer daño y, dos, protagonismo personal. Nadie aporta nada positivo ni constructivo. A todas las personas o asociaciones que han mostrado en público o en privado su disconformidad con la gestión se les han ofrecido explicaciones, y en algunos casos incluso formar parte del órgano de gobierno del club, con fin de que pudieran participar en la toma de decisiones. Eso es posible a través de la adquisición de acciones, lo que conllevaba tener que hacer algún tipo de inversión y afrontar algún tipo de riesgo económico, como lo afrontamos los que formamos parte del Consejo de Administración. La única que optó por ello fue la Asociación Neptuno, y su máximo representante, Fernando García Abasolo, hoy es accionista, consejero y vicepresidente. Esto quiere decir que el club siempre ha estado, está y estará abierto a quien quiera participar de su futuro, siempre que quiera hacerlo con coherencia y respetando una realidad: que esto es un club de fútbol con una estructura societaria.

P. ¿Le ha pedido alguien cercano que lo deje?
R. Todos los días. Cuando va bien porque echas demasiadas horas y cuando va mal porque estás demasiado expuesto y recibes demasiadas críticas. Yo soy el mismo. Me apasiona mi trabajo y no doy un paso atrás por ninguna crítica. Entiendo cómo es el mundo del fútbol. Lo único que puedo decir es que el futuro de este club está cargado de ilusión, que creo en el proyecto y que no percibo que eso vaya a cambiar a corto plazo.