232 comentarios

Manzano & Gil


De verdad que sobran con este equipo, ya no sabemos qué coño decir después del enésimo esperpento perpetrado por la banda de Gil, dirigida por Manzano en una sublime interpretación de cómo descender a un equipo en menos de 38 jornadas. 

A día de hoy (o ayer, o antes de ayer) nadie, en el club, confía en el maestro de la excusa  y el escaqueo, de hecho afirman los periolistos que después del partido de Albacete será ejecutado (lamentablemente el despido, su cabeza permanecerá sobre sus hombros, al menos físicamente) pero, ¿Qué necesidad hay de llegar al miércoles cuando se lleva haciendo el ridículo en competición domestica semanas y semanas…? ¿Piensan que con este sujeto se remontara frente a un equipo de Segunda B? Seguramente no, pero mejor centrarse en seguir sumidos en la mediocridad más absoluta, en vender a los pocos con calidad y renovar a los malos, en ser el chiste de la España futbolística. 

Porque esa es otra, en los últimos tres años se han marchado jugadores importantes (para bien o para mal eran titulares o habituales) entre el ultimo día de mercado y el mercado invernal, sin llegar jugadores que reforzasen al equipo realmente (lo de Juanfran me da la risa floja y Elías ya sabemos donde esta siete meses más tarde. 

La realidad nos deja un equipo con una clasificación preocupante en Liga (casi dramática a estas alturas de campeonato), que ha pasado de puntillas en un grupo de UEFA con dos equipos reguleros (Celtic y Rennes) y que en Copa puede quedar eliminado (ahora virtualmente) el miércoles. Con una plantilla que no es tan larga como nos habían contado, en la que falta un lateral diestro, un delantero y en la que ni el portero ni el cerebro (Diego) son propiedad del club, sino meros prestamos.

Cada semana que pasa se hace más complicado hablar (o saber) de un club al que se le ha querido (y se le quiere) tanto, pero que ni de lejos se parece a lo que fue y debería intentar seguir siendo, mejor o peor. 

P.D.: Disculpen por la falta de tildes, se ha estropeado el teclado y solo me permite poner las que el corrector ortográfico corrige.

123 comentarios

Atlético de Madrid 23 - 25 Barcelona

Fue una tarde preciosa de esperanzas y sentimientos a flor de piel, recubierto todo de una fina capa de nostalgia. Fue una tarde preciosa por el regreso del aroma a parqué en cita grande. Fue una tarde preciosa de ambiente festivo, con la afición ilusionada, consciente de que su equipo, el Atlético de Madrid, afrontaba un nuevo reto con ambición, a lo antiguo, recogiendo el testigo competitivo del gran Ciudad Real y elevando aún más su categoría al pintar su uniforme con las rayas rojiblancas. Presentándose a su cita como si nunca hubiera desaparecido, como si nada hubiese ocurrido. Un paréntesis de veinte años, un mal sueño, una interrupción lamentable, relegada felizmente al baúl de los recuerdos. Sí, fue una tarde preciosa, que algunos entenderán empañada por lo que pudo ser y no fue, influidos por la burla de la afición pordiosera de un equipo campeón en la pista pero que nunca lo será en el espíritu, sin comprender que el partido de ayer, y sobre todo el honorable y heroico papel del Atlético de Madrid, trascendió lo material para situarse en el plano emotivo, aquel preferido por los amantes de este deporte.

Comenzó el encuentro con los jugadores atenazados por los nervios, una sucesión de fallos e imprecisiones motivados por lo mucho que había en juego. El Barcelona fue el primero en sacudirse el temblor y adquirió una ventaja de cuatro goles merced a la inoperancia de un ataque atlético incapaz de anotar un tanto en once minutos. Ante tal regalo, los barcelonistas se hubieran paseado frente a cualquier otro conjunto, pero el Atlético supo sufrir. Por desgracia, las variantes defensivas manejadas por Talant Radomir no dieron todos los frutos que se esperaban, y para colmo de males Saric paraba balones con seguridad. Sin embargo, un par de decisiones criticadas (exclusión de Guardiola) y varios malos gestos desde el bando azulgrana reactivó la presión de la grada, que estalló con el golazo de Kallman en inferioridad. Por su parte, Sterbik demostraba su categoría en el arco rojiblanco, y se llegó al descanso con un ajustado marcador 10-11.

El Atlético salió con fiereza remontando el encuentro, y el Barcelona se agarró a Saric y a la inspiración de Nagy. Cada reacción rojiblanca parecía condenada a morir sepultada ante el martillo blaugrana, pero en ningún momento cupo la posibilidad de dejarse llevar. Las cotas de épica aumentaban en cada minuto en inferioridad (demasiados, a mi juicio), y el éxtasis llegó cuando el encuentro quedó empatado a 18 con el excluido Chema Rodríguez pidiendo apoyo a las masas. A continuación se produjeron las rojas a Rutenka (por agresión) y a nuestro Lazarov por golpear en la cara al inspirado portero rival. El Barcelona, con su guardameta en plan estelar, parecía avanzar definitivamente hacia la victoria, mas aún hubo tiempo para un empate agónico a 23 con los goles de Guardiola y Abalo. Infelizmente, Nagy continuó su racha (con chulescos gestos hacia la grada por parte de sus compañeros) mientras las esperanzas atléticas se desvanecieron por la precipitación de Entrerríos. El gol con el tiempo cumplido que cerró el marcador (23-25) hará daño en el duelo particular, tan ajustado que un tanto vale su peso en oro. Pero no es tiempo de lamerse las heridas. Es imposible no sentirse orgulloso de este equipo, de este sueño no por inesperado menos disfrutado, del que esperemos tardar mucho tiempo en despertar.

15 comentarios

Donde las dan...

Se busca rival digno para derby decente.

Razón, Camp Nou.

Pd: en boca cerrada no entran moscas, pero entran pollas como roscas.

208 comentarios

Entre inútiles anda el juego

Buen planteamiento de Manzano, en su línea de mezquindad futbolística y demagogia barata salió al Bernabeu a esperar al rival. Dijo en la previa que cuando no se puede ganar, hay que intentar no perder (no comment). Reyes en el banquillo y Ortopédico al campo.

Y le salió bien, porque Adrián tiene ese “algo” que le hace especial, capaz de inventar un gol de la nada a poco que le acompañan los buenos (Diego y Arda). A partir de ahí empezaba un partido nuevo, consistía en seguir defendiendo como al principio… hasta que apareció un fallo garrafal en el marcaje a Benzemá unido a un desacoplamiento de la línea defensiva (¿dónde estaba Perea?) que provoca un irremisible penalti de Courtois, el pobre no pudo hacerlo de otra forma. Los que hoy le puedan disparar que se acuerden de la semana pasada en condiciones similares.

Monólogo defensivo con 65 minutos por delante en inferioridad numérica, además de estar condenados a seguir soportando a Ortopédico en el campo (el sacrificado fue Diego, lo normal cuando eres un ultraconservador disfrazado de psicólogo). Genial. Pasó lo que tenía que pasar, estrategia del murciélago mediante. No obstante, por aquello de seguir coleccionando errores garrafales, hoy le tocó regalar goles a Godín, que completó su sublime actuación con un penalti y expulsión (algo discutible, eso sí).

En fin, nada que no supiésemos antes de empezar el partido. Un completo inútil en el banquillo, otro grupo de candidatos a quemarse a lo bonzo según pasa el partido y un rival que penaliza los errores y posibles regalos que puedan llegar.

161 comentarios

Un poco de aire

El Gilético de Madrid (y Manzano) ha conseguido un poco de oxígeno de cara al fatídico partido del sábado que viene, se aconseja a los atléticos que mantengan las carteras bien agarradas y dejen a los niños en casa. Para ir entrenando nos han mandado a un tal Pérez Montero con un concepto del arbitraje muy puro. Adrián puede dar fe.


El cambio de Reyes, que lo hace el Calderón, fue lo mejor que le pudo pasar al anodino y desesperante partido, anteriormente, el inútil (a partir de ahora Ortopédico I) de Salvio había naufragado en cada intento de jugada, incluso marrando una ocasión a puerta vacía. Fue salir el utrerano y, ¡oh milagro!, se empezaron a materializar las ocasiones. La defensa es una puta mierda, como la de cualquier equipo manzanero. Vayan cogiendo fuerzas durante la semana, recomendación de la casa.

193 comentarios

¿Hasta cuándo...

… Veremos un equipo que tarda cinco desplazamientos en marcar gol para, por cierto, terminar palmando?

… Soportaremos unos números que apestan a descenso, con un punto de quince posibles como visitante y doce sobre dieciocho en casa?

… Jugaremos tan plano en ataque, telegrafiando cada pase, con transiciones muy lentas y con una defensa en un eterno día de la madre?

… Asistiremos al agónico final del club Atlético de Madrid, institucional y deportivamente hablando?



Un par de datos que he escuchado al finalizar el partido, la última vez que el Atlético desperdició una ventaja en superioridad numérica fue hace 7 años (Atlético-Zaragoza), ¿adivinan quién se sentaba en el banquillo? Y dos, sumamos un punto menos a estas alturas de campeonato que la temporada del descenso (14 puntos).

Para los que digan que soy un ventajista, Perico puede dar fe de qué opiné del partido del jueves… una auténtica boñiga que salió bien principalmente por Adrián, que decantó rápidamente la contienda con dos tantos tempraneros. El Udinese ayudó bastante, justo lo que no hizo el Getafe, que supo sufrir y nos clavó dos goles por pardillos y manzaneros más otro adicional por burros.

Por dios, un poco de paciencia con Manzano. Merece todo el crédito del mundo, además, todavía nos separan 4 puntos del descenso. No seamos exagerados ni nos precipotemos.

31 comentarios

Va de crónicas

Durante el día de ayer mandásteis crónicas ya fuese vía blog o vía mail sobre el partido de anoche, es decir, adelantando la crónica en cuestión. Por joder  (más que nada), decidieron que ninguno de vosotros acertaría ni en el juego durante el partido ni en el resultado final. De todas las que me llegaron, la de Perico fue la más elaborada y que a su vez "más se acercó sin pasarse al resultado justo". Además, me dijo antes de comenzar que sería un partido con campo mojado y poco ambiente dada la climatología y que lo echaban por la tele. Como premio a su esfuerzo la colgaré, ahí va:

El Atlético cumple por los pelos ante la pasividad transalpina y se encomienda al golaverge general.

En el fútbol se está dejando de acudir a esa máxima famosa que dijo Linecker de “el fútbol es un deporte donde juegan 11 contra 11 y siempre ganan los alemanes/italianos” (elíjase la que se prefiera, aunque el británico se refirió explícitamente a los alemanes). Empiezan a cambiar las tornas, en Atleti en un mal partido, puso más, quiso más y ganó, sin hacer un partido brillante. Sólo aseado, donde se apreciaron fallos y que no termina de engrasarse el juego de los locales. Sigue chirriando el engranaje, aunque se evidenció un poco de evolución en comparación con los últimos partidos y se evidencia que los jugadores con talento han de dar un paso al frente, como ayer se pudo apreciar.

Noche fría en el Calderón y terreno de juego en complicadas condiciones a causa de las fuertes lluvias de los últimos días, apreciándose zonas encharcadas donde no podía rasearse el balón. Los locales salieron con su equipo de gala, con las lógicas modificaciones provocadas por la ausencia de Silvio y Reyes, lo que facilitó la alineación de Manzano, poniendo de salida a Curtois, Filipe Luis, Godín, Domínguez y Perea en defensa, Mario Suárez, Tiago, Diego y Arda, en la media y Falcao y Adrián de delanteros, en un claro 4-4-2.

El Udienese salió a esperar, dando el balón y casi tres cuartas partes del campo a los atléticos, que salieron en tromba para intentar marcar en los primeros minutos. Se jugó más con el corazón que con la cabeza, intentando imprimir un ritmo alto al partido, metiendo balones a Falcao pero sin conseguirlo, básicamente por el complicado estado del terreno del juego y el entramado defensivo montado por los italianos. Se apreciaron intentos de llegada por parte de los centrocampistas, especialmente de Tiago y Diego. En los balones parados se notó la incorporación de Godín y Domínguez, que incomodaron a los defensas italianos. EL uruguayo, dada la superioridad numérica en defensa, en varias fases del partido se incorporó al centro del campo provocando atascos y embarullamientos, en vez de aprovecharse de esa ventaja.

Pasado el primer cuarto de hora, en esta situación de querer y no poder, volvió el Atleti a su tónica habitual de juego lento y horizontal, en el minuto 20 Floro Flores puso un balón peligroso a Abdí, que no pudo batir a Curtois en un claro uno contra uno. Pecó de bisoño y no se atrevió a picar el balón estrellándolo contra el pecho del portero, que salió rápido para tapar huecos. Nuevamente el belga hizo gala de sus condiciones espectaculares.  Casi de seguido en un nuevo ataque de los italianos, volvieron a aprovecharse de un despiste defensivo de Domínguez, dando un pase al hueco a Flores, quien fue objeto de un claro penalti de Filipe Luis no cobrado por el árbitro, que estuvo “caserillo” toda la noche.

Comenzó el run-run en las gradas y aparecieron los primeros cánticos habituales contra Manzano y Magil, pero la suerte estuvo con el Atletico, pues llegado el minuto 30, Diego cogió un balón pasado el círculo del centro del campo, fintó a su marcador y dio un pase interior a Turan quien lo recogió casi en la línea de fondo del ala derecha del ataque atlético, fuera del área, regateó a su par en una baldosa y vio desmarcado a Falcao, poniéndole el pase de la muerte entre el punto de penalti y la raya del área. La defensa italiana sólo pudo empujar por detrás al colombiano. Penalti claro y expulsión. La pena máxima fue transformada por Radamel.

La tranquilidad volvió a la grada, desperdiciándose dos ocasiones en los minutos posteriores, ante el desaguisado defensivo que padeció el Udinese hasta que el medio centro, reconvertido temporalmente en central, ajustó su posición. Se pecó de individualismo por parte de Turan, quien tras un robo de balón al borde del área, presa de su inspiración, prefirió disparar demasiado cruzado, teniendo desmarcados a  Falcao y Adrián.

La otra ocasión la tuvo Falcao ante un pase medido de Filipe Luis, que falló por poco perdiéndose la pelota por el poste derecho de la portería italiana.

Una vez realizado el cambio por los italianos, saliendo un nuevo central, el Udinese ajustó líneas y mantuvo controlado el juego los últimos 10 minutos de la primera parte.

Llegado el intermedio, el público se frotaba las manos ante el espejismo visto al final de la primera parte, donde la presión funcionó una vez quedaron con 10 los italianos, robándose balones y generando dos claras ocasiones de gol. Se pensaba que contra 10 sólo se trataría de mantener la tónica, pero el Atleti salió tranquilo, a nadar y guardar la ropa, intentando no cometer los dos errores peligrosos incurridos en la primera mitad. Así el reloj fue consumiéndose en ante un juego anodino, en un campo donde cada vez pesaban más las piernas por el transcurso del tiempo y lo complicado del terreno de juego, que comenzaba a embarrarse en algunas zonas.  Atasco en el centro del campo, exceso de jugadores donde nadie se ofrece ni juega sin balón. Se renunció al ataque por el ala derecha. Los porteros no tuvieron que emplearse. El juego se hizo más tosco y violento, teniendo que amonestar el árbitro a tres jugadores italianos por reiteración de faltas o juego violento. Perea tuvo que hacer una entrada a destiempo para corregir un fallo previo (su regalo habitual) y Mario, minutos después, deslizándose por el suelo realizó una dura entrada con los tacos al medio centro italiano. Esto desembocó en una tangana donde Pelocho vió tarjeta amarilla, junto con otro jugador italiano.

Esta situación volvió a dar vida a los de Udine, quienes en el minuto 70 se aprovecharon del cansancio de Tiago y las complicaciones de Diego para jugar en un campo tan pesado. Saque largo de portería, pasados 15 metros del círculo central Floro Flores hace de pivote y da un pase al interior izquierdo italiano, nuevamente ante un despiste defensivo de los locales, coge la espalda a la defensa en un auto pase, lo que obliga  a Perea a entrarle por detrás casi en el pico del área atlética, iba a entrar en el área y encarar en un uno contra uno, lo que provocó la expulsión del defensa colombiano, ante las críticas del público, pues interpretaba que si bien era cierto que entraba sólo, se hallaba bastante escorado. La amarilla era clara y ya tenía una antes. Poco importa discutir sobre si era segunda amarilla o roja. La falta se sacó sin peligro, se lanzó contra la barrera.

Ahora se jugaban los últimos 15 minutos 10 contra 10. Manzano cambió a Pizzi por Turan, voluntarioso toda la noche, acertado en los regates, vistoso en su juego  pero que abusó de individualista en casi todas sus intervenciones. No había otra alternativa, era el único efectivo para jugar por la banda derecha. Desde que salió se apreció que su misión era únicamente defensiva. Manzano escoró un poco más a Godín, para que auxiliara al interior reconvertido a lateral. Mario retrasó algo su posición, casi a central, sacó a Tiago y metió a Gabi. Adrián se retrasó unos metros quedando Falcao solo en punta. 5-3-1. Para eso que hubiera sacado a Assunçao, pero esta vez le salió bien el cambio al mister.

El tiempo  fue pasando con la apariencia de que ambos equipos se conformaban con el resultado. Máxime cuando los italianos se quedaron con 9 por la doble amarilla de otro de sus defensas (su lateral derecho, tras hacer otra falta a Filipe, que esta vez quiso buscar la línea de fondo).  El escaso público anima agradeciendo el esfuerzo de los locales y la superioridad numérica. Era un partido importante y el respetable fue algo más condescendiente. Llegado el minuto 85, Filipe Luis, Gabi y Diego inventan una triangulación rápida. El brasileño, viendo desmarcado a Adrián le pone un pase en el pico derecho del área pequeña. Falcao había ido al primer palo arrastrando a la defensa. El asturiano prefiere no rematar a puerta, para la pelota con el pecho, la pisa y da un pase atrás a Gabi, que llega en carrera al semicírculo del área; chuta con todo el alma, rebotando el balón en la defensa italiana, pegando en el palo derecho del portero y paseándose por la raya de gol. La defensa italiana intenta despejar el balón. Barullo. La pelota pega en un jugador atlético y Falcao, atento y trabajador toda la noche, coge el rechace, se encuentra sólo y chuta en semifallo con la pierna izquierda, entrando la pelota a media altura, sin que la defensa nada pudiera hacer. Esta vez la suerte estuvo con el Atlético.

2-0 en el marcador. Remontado el resultado, los italianos, ahora con 9, intentaron hacer en los últimos minutos lo que no quisieron hacer durante todo el partido. Se cambia a Koke por Diego. Pasados 4 minutos del descuento el árbitro pitó el final, escuchándose algunos silbidos del respetable, que no se había manifestado anteriormente, ante lo importante de la cita, lo apretado del marcador, las expulsiones, el juego ultradefensivo, casi violento, de los visitantes y lo obligado de los cambios.

Sabor agridulce. Partido flojo, lento y espeso, donde se apreció que este equipo, si estuviera mejor preparado en todos sus aspectos (físico y táctico), podía haberlo solventado con facilidad y sin pasar apuros. El esfuerzo realizado obligará a hacer cambios para el próximo partido de liga (Filipe, Diego y la baja obligada de Mario por acumulación de tarjetas). Lo mejor el resultado, la intervención decisiva de Diego en las jugadas claves, la vistosidad de Turan, la movilidad de Adrián, y la recuperación de sensaciones de Falcao, ante las ayudas del segundo delantero. El talento individual  empieza a apreciarse.

Perico. 

126 comentarios

¡Qué sopor!

Hoy fue un día perfecto para haber visto una película después de cenar. Lamentablemente me volví a equivocar y “tragué” un engrudo llamado Atlético de Madrid, capaz de hacer pesada cualquier digestión, por ligera que sea la cena. Un equipo sin fútbol ni vergüenza disparó cuatro veces en todo el partido, dos en cada parte. En la segunda parte, necesitó de 20 minutos para hacerlo, la segunda y última vez ya perdíamos por 3-0.

Manzano, resguardado en el banquillo, había decidido emular a sus jefes cambiando piezas para que en realidad no cambie nada. El cambio de Diego por Koke con todo perdido nos habla muy mucho de la valentía del jiennense… ¡menudos riñones se perdió la agricultura!

Pero tranquilos, Cerezo acaba de asegurar que Manzanita no corre peligro, ni aun perdiendo el domingo porque es fruto de una racha de mala suerte y ahora hay que apoyar al equipo. Con dos cojones. Quedan 87 puntos en juego, contando con que perdemos fijo 9 entre Madrid y Barcelona son 78 en juego… hay que conseguir algo más del 40% para salvarnos. Sí, sí, ríanse que llevamos 10 sobre 27 y eso no llega al citado 40%.

113 comentarios

Anuncio breve

Se venden porterías, prácticamente sin utilizar. También se vende mediocentro intrascendente, joven y con un futuro esplendoroso como picapedrero, además se vende en el pack central uruguayo sobrevalorado, incapaz de hacer una a derechas. De paso, regalamos entrenador valiente, capaz de asegurar horas de tedio a base de posesión inútil y fútbol con menos velocidad que un luchador de sumo. Razón, estadio Vicente Calderón.

62 comentarios

Manzano, piérdete

Y Gil muérete, lo que todos sabíamos ya antes de comenzar la temporada, un proyecto que nace muerto en el momento en el que decides vender a tus mejores jugadores y luego te la juegas a traer cesiones y retornados… unidos a un entrenador que ilusionaba menos que un concierto de Falete. Así son los proyectos de los Giles, una familia acostumbrada a hundirlos antes de su comienzo. Tiene mérito.

El bueno de Goyo nos engañó en un primer momento, a casi todos diría yo, pues el equipo parecía que buscaba una idea de fútbol que mejoraría con la inclusión de un Diego y Falcao a tono, como se vio posteriormente frente a Racing y Sporting. Todo era una farsa. Goyito sólo busca marear la perdiz, el Atlético se ha convertido en un equipo que no “encaja”, pero que tampoco marca, en un equipo que domina la posesión pero en zonas intrascendentes, en un equipo que posee uno de los mejores rematadores del panorama fútbol y sin embargo le aísla de balones francos. Una broma de equipo, el arquitecto ha sido MAGil, el director de obra el zopenco de Manzano. El arquitecto seguirá ahí el mes que viene, al director de obra hay que sacarle cuanto antes si no queremos que los escombros nos cubran, algo a lo que ya están acostumbrados los Gil.

El caso que a mí me da coraje ver al Atlético 2011/12, no mucho más que otros años, pero ahí queda, y todavía me da más coraje escribir sobre sus simulacros de partidos. Cuando sales a empatar a cero normalmente empatas a cero, hasta el día en el que fallas miserablemente y entonces recoges los frutos que has sembrado… la más absoluta NADA.

Por cierto, no lo he dicho, el Udinese ganó al Atlético por 2-0 en los últimos minutos del encuentro, gracias una vez más a la inestimable ayuda de Perea, esa gran persona que equivocó la profesión. Manzano, minutos antes, había decidido cambiarlo todo para que nada cambiase, con el Adrián por Gabi y el Koke por Pizzi poco después.

Lo siento, no me torturo más. Aquí acaba mi periplo como cronista del Atlético de Madrid, seguiré el día que el psicólogo de Jaén abandone el fútbol, camino del cadalso o hacia su casa, me da igual. Mientras tanto habrá otras cosas de las que escribir.

106 comentarios

A la deriva

Me dan los siete males cada vez que me siento a ver al Atlético de Madrid, y ayer no fue menos, en una especie de autoflagelación me tragué (en el sentido estricto de la palabra) el partido. Fue una mezcla entre pena, asco y frustración, sentimientos cada vez más ligados a nuestro -a pesar de los pesares- querido club.

Ya anunciaron durante la semana que Juanfran actuaría de parche, y llegado el sábado se consumó el experimento con una conclusión clara y concisa. Manzano, vete a tomar por ****. Sí, porque colocar a un extremo de lateral puede llegar a funcionar si el tipo ha ido trabajando en las funciones defensivas progresivamente y le tienes más que probado durante la semana, si bien es cierto que la competición dista un mundo de los entrenamientos. Pues nada, Manzanete decidió que con Silvio lesionado y Perea llegando de un viaje eterno con Colombia, la alternativa -en vez de un canterano- era utilizar un extremo.

En la primera parte, por resumir y no hartarme yo mismo, el Granada bien pudo haber sentenciado en el encuentro entre las ocasiones que se marcharon fuera por bien poco y el cabezazo que se estrelló en el poste nada más comenzar el partido. El Atlético ni se enteraba con una bazofia de trivote que se han inventado para los partidos de fuera de casa, ésta magnífica idea de Goyo nos permite disfrutar de la inoperancia de Suárez, la intrascendencia de Gabi y la dejadez de Tiago, todo en uno. ¿Quién dijo que queríamos imitar al Barcelona? Hagamos un recuento, el Barcelona juega con un tipo que hace las funciones de stopper (Busquets) más un creador (Xavi) y otro que juega con libertad sea para asociarse o para descolgarse en llegadas (Keita, Iniesta, Thiago o Cesc), lo que no hace jamás es saltar al campo con un centro del campo formado por Busquets, Mascherano y Keita, ¿por qué? Porque de ahí no sale otra cosa que no sea músculo y control mal entendido. Por eso Goyo es un incomprendido, como todos los adelantados a su tiempo.

Detrás de esa maraña se esconde Diego, el gran damnificado junto a Falcao. El brasileño no recibe un balón en tres cuartos de campo ni así lo maten, por eso termina bajando a recibirla él directamente y a saltarse una línea entera que no sirve ni para dar sombra al botijo, si además contamos que Turan no estaba… de repente Diego se encuentra con dos posibilidades de pase, una es Falcao (fuera de su territorio) y la otra un ausente Reyes, un tipo que todavía no sabemos qué pasa con él, si le falta Quique o qué… En definitiva, así no hay quien juegue y rápido te desactivan, porque en realidad empezaste a desactivarte tú solo.

En la segunda parte cambió el guión, el Granada bajó la intensidad, Manzanete nos privó de Suárez para deleitarnos con Assunçao (cómo será que hasta lo prefiero), Adrián le metió otra marcha al encuentro al salir por Tiago, rompiendo el ominoso trivote, y así posibilitando nuevas vías al ataque. También estuvo potable el desconocido Pizzi, que salió por el inédito Falcao. Un Atlético muy malo que se las verá putas durante todo el año si pretende salir a especular con el marcador y con el aficionado cada vez que sale fuera. No será el mayor culpable de la deriva atlética en todos estos años, tampoco habrá confeccionado la plantilla, pero atendiendo a las decisiones tácticas, Manzano dimisión.

38 comentarios

Previa Granada-Atlético

Después de un interminable parón por selecciones que ya empieza a aburrir a las ovejas, pues no sólo es el jodido parón de ahora, sino también el de septiembre, el de agosto y el que vendrá en noviembre… ¿cuándo dejarán de joder el ritmo de competición los avariciosos de la FIFA?

Bien, terminada esta mini reflexión, el Atlético de Madrid vuelve a la tarea con cuatro bajas, dos de ellas cruciales al dejar sin lateral derecho al equipo (Silvio) y sin una de las grandes fuentes de creación (Turan), la tercera es subsanable (López) al contar con un sustituto de garantías, que en realidad juega de titular (Filipe), y la cuarta también (Salvio). Además, Manzano deberá decidir acerca de los sudamericanos, con tan sólo dos sesiones en el cuerpo antes del partido, Perea seguramente parta del banquillo y Falcao sí puede salir de titular al ser el único delantero centro en plantilla –manda huevos-.

En definitiva, el posible once que veremos será el formado por Courtois en portería, defensa de cuatro con Juanfran, Miranda, Domínguez y Filipe, el famosísimo trivote con Mario, Tiago y Gabi, Diego enganchando por delante, y arriba el dúo formado por Reyes y Falcao. Aunque no descarto la presencia de Adrián por Falcao, saliendo el colombiano en la segunda parte, cuestión de códigos de vestuario mal entendidos. Durante el partido también pudieran tener minutos Pizzi y Koke.

En Granada no entienden de virus FIFA, Fabri contará con todos sus efectivos a excepción de Yebda y Cortés, pero esas lesiones nada tienen que ver con partidos de selección.

Partido importante para los dos conjuntos. Los locales deben empezar a sumar si no quieren hundirse en el descenso, más si contamos con que su próximo visitante se llama FC Barcelona, y que entre medias viajarán a Gijón en un encuentro a cara de perro con la idea de estrenar su casillero de puntos a domicilio (3 derrotas en sendos encuentros). Lo dicho, más de tres puntos para los granadinos.

Los atléticos no le andamos a la zaga, tampoco hemos logrado puntuar fuera en las dos salidas de la temporada (Valencia y Barcelona) si bien es cierto que son campos nada comparables a Los Cármenes, no obstante, el cupo de fallos se ha cubierto sobradamente. Los Valencia, Sevilla o Málaga han cogido dos partidos de ventaja, la situación del Granada se puede extrapolar al Atlético en la lucha por la liga de los mortales, otro traspiés dejaría al equipo a los pies de los caballos, sólo vale ganar, ganar y ganar. En 24 horas conoceremos el desenlace.

209 comentarios

Fue un espejismo

Sí, aquellos partidos frente a Sporting y Racing fueron un espejismo en mitad del desierto atlético, el profesor Manzano (en realidad demagogo de profesión) nos engañó a todos bien engañados, no habrá fútbol combinativo en el Manzanares. Miento, sí lo habrá, un fútbol pastoso, jugado a tres por hora, predecible a más no poder y que no hace daño salvo que enfrente tengas a un equipo con graves problemas defensivos. Vamos, ganaremos muchos partidos frente a rivales débiles, pero haremos el ridículo otras tantas tardes.

Un equipo incapaz de marcar frente a Valencia, Barcelona, Osasuna y Sevilla, que se las vio y se las deseó para acertar frente al Rennes (minuto 87), desde luego no invita al optimismo. El partido comenzó con un Atlético mandando, queriendo ser protagonista con el balón, consiguiéndolo. El Sevilla venía a verlas venir, su inferioridad en el centro del campo se ponía de manifiesto, pues a los 15 minutos sólo disponía del marcador como aliado, las tarjetas habían empezado a relucir (Kanouté), la posesión era atlética (62%) y Reyes ya podía haber perforado la portería palangana, pues un centro del Silvio había quedado en el punto de penalti, franco, para que el utrerano la reventase llegando desde atrás… inexplicablemente se fue fuera.

Los sevillanos no llegaban para nada, en los primeros 45 minutos dejó la sensación de que era casi imposible que marcase, no porque no dispusiese de armas para ello, sino porque renunciaron completamente a atacar. El empate les valía. Tampoco se crean que los locales buscaban el gol con ahínco, el pasteleo en el medio del campo sólo se rompía con segundas jugadas, como aquella en la que Diego pesca un balón en el balcón del área y, estorbado por Tiago, la manda a las nubes. Mención especial para Mario Suárez, intrascendente todo el partido, devolviéndola constantemente hacia atrás o entregándola en paralelo, cuando se atrevía a soltarla mirando hacia delante marraba el envío. Quizá sea cosa del pelo tipo micrófono, que le impida ver correctamente, el caso que este muchacho, bajo el abrigo de Manzano, nos va dar más de un dolor de cabeza esta temporada.

En la segunda parte salió el Sevilla mucho más enchufado al encuentro, como si el plan inicial consistiese en regalar la primera parte para morir en la segunda. En los primeros minutos pudieron matar el partido, ya fuese Navas en un chut potente desde el interior del área que obliga a Courtois a lucirse o Kanouté en una jugada que no atina a rematar. ¿El Atleti? Ni señales.

Undiano Mallenco, un árbitro que no se entera de lo que ve pero valiente en su ignorancia (como suele suceder), inventa una ley de la ventaja en la frontal sevillista en la que todo el mundo queda parado, en la continuación de la jugada le llega el balón a Godín que regala a Del Moral el mismo y provoca, de paso, una contra mortal en la que el ex canterano demostró por qué nunca triunfó en el Atlético… jamás puedes fallar un mano a mano tan claro como ese, se hace llamar delantero, pero desconoce el oficio del gol. Cosas del fútbol.

Falcao también se olvidó de marcar, un centro al primer palo le llega milagrosamente al pie, sin embargo termina el balón en la grada al pegarle con el tobillo. Se intentó redimir del fallo minutos después, en diagonal a la portería la pega ajustada al palo largo, sacando Javi Varas un pie salvador. Manzano, a continuación, decidió sacar del terreno a un discreto Tiago (aunque su compañero jugaba aun peor) para probar suerte con Gabi, otro canterano que nunca ha terminado de cuajar. Más tarde pasaba lo mismo con Reyes y Salvio. Éste estuvo a punto de marcar casi al final de un disparo cruzado que no cogió puerta.

Derrota final del Atlético, porque pese a que el marcador diga que se empató, la sensación general es de derrota, un equipo que tras quince puntos en juego sólo suma ocho y que queda lejos de Levante, Betis, Valencia o Sevilla, todos equipos que o deberían andar por debajo o cuanto menos, en las mismas que nosotros. Manzano debe reflexionar sobre qué es lo que busca, nosotros sí lo sabemos, buscamos un entrenador valiente que imprima carácter y fútbol a su plantilla.

213 comentarios

Goleada con el freno de mano echado

Así parece que serán las tardes de fútbol en el Calderón, plácidas veladas en las que disfrutar del fútbol y recordar (nunca olvidar) aquellas infames peleas de lucha grecorromana con balón, en las que lo raro era que no saliese nadie herido. Salvo la retina del espectador, claro.

Teníamos, corrijo, tenemos ante nosotros una de estas fases de la competición en las que en catorce días juegas cinco partidos, una auténtica paliza para las piernas de cualquier futbolista. El Atlético de otros años disputaría -o saldría, depende- estos encuentros con los mismos once futbolistas más alguna variación en función de lesión/sanción. Este año no sólo no ocurre lo mismo sino que Manzano se permite el lujo de dejar fuera de la convocatoria a tipos importantes como Tiago, por ejemplo, y de dejar en el banquillo a un tal Reyes, casi nada.

Todo esto apenas se nota porque en el campo existe un tipo llamado Arda Turan en la sala de máquinas, y otro llamado Falcao para rematar todo lo que pueda caer cerca suyo. El colombiano costó cuarenta millones y a día de hoy nos empieza a parecer barato, un auténtico escándalo su derroche físico-táctico. Estuvo en casi todas las ocasiones de peligro rojiblancas, forzó un penalti en los primeros compases que Iturralde no tuvo a bien pitar, remató un corner botado por Gabi en el que Cuéllar cantó y –cómo no- otra vez Iturralde decidió no conceder, anotó el primer gol del partido o al menos fue parte importante, remató un centro de Silvio que Cuéllar repelió… todo esto en la primera parte.

Falcao aparte, Courtois se ha erigido en el portero titular tanto en liga como en UEFA sin que apenas le hayamos visto lucirse en los dos últimos partidos, es el único que no rotará salvo en la Copa. En realidad, y aunque apenas se repetirá once, la defensa de hoy apunta a ser la habitual en partido de máxima exigencia, con Silvio y Filipe por las bandas, más Domínguez y Miranda en el centro, pudiendo entrar Godín por cualquiera de estos dos.

Hablaría del partido, pero de verdad que no me salen las palabras, aparte de esas jugadas mencionadas en la primera parte, no hubo otra cosa que dominio atlético con posesión siempre por encima del 60%. En la segunda parte comenzaron algo dormidos, quizá desde la perspectiva que daba el sentirse por delante y superiores tras los primeros 45 minutos. La diferencia entre un Atlético que sestea y un Sporting que no carbura la marca el colombiano, en un centro lateral cabecea cerca de la escuadra asturiana. Era el aviso para una zaga totalmente ineficaz en los balones aéreos, poco después Domínguez acertaba en la salida de un corner ante la pasividad de todos y la lamentable salida -y van…- de Cuéllar.

Falcao, y perdonen que le cite tanto, pero el partido no se entiende sin nombrarle, decidió comenzar otra vez su número. Jugada personal con recorte de libro y disparo a la escuadra, se gritó el ¡uy!

Por cierto, qué torpón es Salvio, generará jugadas de peligro… las mismas que desperdicia liándose solo. Una verdadera pena, yo prefiero a Adrián cien veces.

Volviendo al meollo del asunto, Radamel vuelve a probar suerte individualmente al adentrarse en el área por el costado izquierdo, realiza un recorte, la pelota se traba entre el defensor y él mismo, la pesca de nuevo, vuelve a recortar hacia fuera y engancha un disparo fuerte al palo largo. Gol. Partido finiquitado completamente. No obstante, un tipo voraz como él nunca descansa y como Manzano decidió dejarle en el campo los 90 minutos, conectó un cabezazo magistral a saque de falta desde la banda diestra que se mostrará en las escuelas de fútbol. De verdad, marcó los tiempos de salto y remate a la perfección, para colmo consiguió dirigir el balón a la mismísima escuadra astur. Una delicia.

Poca más historia en un partido que el Atlético jugó sin forzar la máquina, en el que Reyes salió en la segunda parte por Koke y Mario por Assunçao; la nota curiosa fue observar a Salvio ocupar el lateral derecho al introducir Manzano un cambio atípico como es el de Adrián por Silvio. El sábado espera el Barcelona, viajamos con muy buenas sensaciones.

102 comentarios

Este no es mi equipo que me lo han cambiado

Venía el Atlético de cuajar un partido serio frente al Celtic, un equipo en clara decadencia como hemos reconocido la mayoría, con un patrón de juego desconocido para los púberes y ya casi olvidado para los más mayores. Agarrados tautológicamente al ramplón resultadismo (ese que tantas veces te deja con las vergüenzas al aire) ya muchos creían que la base para conseguir algo importante se basaba en defender juntitos y esperar a que los de arriba cazasen alguna. Diego, Manzano mediante, ha cambiado la historia.

Y permítanme centrarme en este futbolista, lo hago porque hoy claramente se ha visto dos atléticos sobre el campo, el de la primera parte con el brasileño en el campo fue un equipo con brújula, con un tipo que sabe en todo momento qué conviene al juego, que da rapidez cuando se necesita y vira sobre sí mismo si la jugada lo requiere, un tipo especial. El segundo -sin él- no fue mal equipo, cierto que se vio con el resultado de cara y un rival casi entregado, condicionante claro, pero la circulación fue más pastosa, mascada en algunos momentos y no tan clarividente, un buen equipo… sin más.

Lo bueno, aparte de Diego, consiste en que hay más piezas de nivel por detrás, no sólo consiste en tener al crack más abrigado del mundo -rodeado de mantas- sino que los Turan, Reyes, Falcao o Tiago han demostrado hoy que están ahí para dar mucho que hablar, sin decir nada de los que esperaban en el banquillo. Un lujo.

El partido ha sido un baño total del fútbol a un Racing que ni se ha enterado de qué iba el asunto, desde el primer momento han maniatado al rival hasta el punto de que los goles caerían poco a poco. Acertó Falcao en una buena jugada de combinación entre Diego, Reyes y Falcao, éste último remata primorosamente.

Después llegó un gol anulado (legal) en el que Diego encuentra un pase increíble a Tiago a la espalda de la defensa cántabra, Tiago deja con el pecho a Falcao, que empuja a la red. Debió subir al marcador. En plena avalancha de fútbol (no llegábamos a la media hora), Diego recibe un balón en el pico del área y, viendo que no iba a sacar mucho partido, mete la puntera lo justo para que el central le atropelle torpemente. Penalty. Transformó Falcao pausadamente, amagando.

Pudo ser peor, en una jugada no se acertó con la meta de Toño por liarse entre unos y otros a complicar la jugada, aparte del paradón inicial del meta. Vendaval rojiblanco.

Así se llegó al descanso. En la segunda parte hubo cambio de partida, salió Diego para dejar paso al ex deportivista Adrián. Aparente cambio de dibujo a un 4-4-2, pero en realidad Turan bajó a ocupar el sitio del brasileño en el sistema. La posesión siguió perteneciendo a los rojiblancos, sin embargo, como dije al principio, se volvió más previsible y lenta la transición, lo que no impidió que Turan encontrase desde el balcón del área un pasillo en diagonal al desmarque del colombiano, un asesino del área que tan pronto saca el subfusil como te apuñala sutilmente con una vaselina. Un auténtico boina verde.

Manzano comprendió que la semana nos ofrecerá emociones fuertes retirando también a Falcao por Pizzi, debutante hoy en partido oficial. Con el Sporting en 72 horas y el Barcelona en seis días, tampoco era plan de forzar con tus hombres menos rodados y a la vez más importantes. Se afeó el encuentro con un Racing al que no le sentaba muy bien perder tan claramente y con un Atlético que tampoco quería forzar.

Redondeó la tarde Adrián con un gol de cabeza en el punto de penalti gracias a una rosquita de Turan, muy participativo todo el partido. También hubo minutos para Juanfran, que salió por Reyes.

58 comentarios

Tan extraño como positivo

Sensaciones extrañas en el Vicente Calderón. En primer lugar quizá peque de romántico, pero ver al Celtic de Glasgow saltar al césped cual abejas no debería estar permitido. Si llegase despistado, es decir, no me informan de cuál es el rival, hubiese pensado que se trataba del Borussia Dortmund o, vaya usted a saber por qué, una reedición del partido que nos enfrentó el año pasado al Aris de Salónica. No fue así, el Celtic se debe a Nike, esa compañía que te viste de Spiderman, de amarillo chillón, de naranja fosforito o te cambia el color de tus pantalones/medias porque les sale de los pelendengues y porque para eso te pagan un buen puñado de eureles por temporada.
Centrándome en el juego, me resultaba muy extraño ver unos meses más tarde una alineación del Atlético de Madrid sin Forlán, Kun, De Gea, Reyes y Tiago (fijo todo el año pasado), muchas piezas en nuestro puzzle habitual. No obstante, he de reconocer que los recambios han ilusionado al personal y también a mí, por poner un pero… los Courtois, Ribas o Pizzi no deberían haber llegado cedidos sino en propiedad, y en última instancia con una opción de compra, como es el caso del portugués.
Comenzó mandando el Atlético, el centro del campo con trivote (Gabi-Mario-Koke) más la pareja Diego-Arda prometían posesión de balón, mucho dominio sobre el rival. Al segundo minuto acertó Falcao de cabeza a la salida de un corner, ¡un delantero centro, no puede ser! Y no era fácil el remate, llegó desde atrás para alzarse sobre los defensores escoceses, picando certeramente al fondo de las mayas. Poco después se pudo marcar el segundo en el minuto cuatro, hubiese sido demasiado buen comienzo, para despertar al personal de este sueño aparecieron las dudas entre el centro del campo y la defensa. Una jugada que comienza Samaras circula rápidamente hacia la portería rojiblanca hasta que el delantero (el dorsal 80tantos, ¿dónde quedaron las costumbres?) tropieza torpemente con la salida de Courtois. Un verdadero alivio, por cierto.
Aparte de ese comienzo loco, el partido fue de dominio rojiblanco, por empezar a poner pegas -no todo es positivo- la circulación se volvía lenta y espesa por momentos, telegrafiando cada pase hasta el punto de pecar de previsibles, eso sí, paciencia toda la del mundo. También he de decir que se verán muchas florituras que nos desesperarán por momentos, ya que no es lo mismo hacer la monería con ventaja en el electrónico que empatados.
Casi al final de la primera parte los escoceses se desperezaron y comenzaron a poner cerco a la portería atlética, más por ganas que por calidad, más por desidia rojiblanca -¡esas entregas en falso!- que por acierto católico. Es lo que hay, no sé si también se debió a un bajón físico, el caso que todos pedíamos la llegada del descanso como el que espera un oasis en el desierto o bicarbonato cuando aparece Crisantemo en la televisión.
La segunda parte fue un calco del final de la primera, se ponía complicado el asunto hasta tal punto que clamábamos por un cambio que permitiese volver a dominar el centro del campo, fuese Tiago o Reyes, pero alguien. Y de repente… Arda. Una jugada inocente que nace desde banda izquierda, balón de Antoñete al desmarque del turco, éste gana línea de fondo y la pone hacia atrás al centro del área, allí Diego cruza al palo largo sin despeinarse. La jugada aparece en todos los manuales de fútbol, sin duda.
Fruto del segundo gol el fútbol volvió al Calderón, Reyes salió por Koke y Adrián por Gabi. Manzano, tan criticado por su “amarrateguismo”, pasaba a disponer un 4-1-3-2 sobre el campo en un alarde de valentía, pues no olvidemos que con dos goles de ventaja lo sencillo sería meter músculo o retirar delanteros. Fueron los mejores momentos del partido, con Diego demostrando lo pedazo de jugador que es (y para mí no está a tope), con Arda repartiendo y disparando con veneno (la escuadra lo atestigua), con Adrián dejando gotas de calidad, con Reyes siendo Reyes y con un Falcao muy fundido, pero que intimida a cualquier defensa.
Conclusión, primera jornada, tres puntos, sensaciones muy positivas y a la vez extrañas, unos jugadores que son una maravilla partiendo de un estado físico bastante mejorable y una defensa que sigue siendo una jodida feria. Tengo ganas de que llegue el domingo para seguir viendo evolucionar a este grupo.

199 comentarios

Regreso a lo campeón

Artículo cortesía de Harry Osborn

Los aficionados a los tebeos del trepamuros en la década de los 80 recordarán a Estige. Su mera apariencia, con el pelo grasiento, el rostro flaco, la mirada maliciosa y las uñas larguísimas, causaba por sí misma un profundo desagrado, que aumentaba hasta límites insospechados al conocer la peculiaridad del sujeto: pudrir todo aquello con lo que tiene contacto. Decididamente, cuesta encontrar un personaje que represente mejor al clan Gil, en particular en su relación con el Atlético de Madrid.

Debido a esto me mostré reticente cuando se habló de la posibilidad de que el Balonmano Ciudad Real pasase a vestir de rojiblanco, completando una inesperada (no por ello menos deseada) resurrección. En manos de semejante gentuza, una nave tan bien construida y dirigida con tanto acierto podría irse a pique a las primeras de cambio. Aunque prometieran no interceder de forma directa en la gestión (no cabe duda de que el pastel en forma de comisiones es menor), desconfiaba del poder corrosivo gilesco, como lo hubiera hecho de Estige. Ya supuso un mal trago para mí la desarticulación de la sección original. Aficionado desde pipiolo al balonmano, aún doy un respingo cuando escucho a un narrador (”¡A la madera!”); mi mente evoca épocas pasadas, los recuerdos afloran y la nostalgia me invade.

Hoy estuve en Vistalegre, pese a todas mis cuitas. Asombrado por la cantidad de aficionados que parecían haber aguardado con ansia este resurgimiento. Recorría mi cuerpo un cosquilleo, me hallaba emocionado, haciendo paralelismos sin cesar con un tiempo medio olvidado, incrédulo por volver a notar sensaciones que jamás pensé volvería a experimentar. Qué orgullo ver la zamarra rojiblanca una vez más. Las fintas de Markussen, el rutilante fichaje, me encontraron levantado del asiento, dejando de lado la compostura, embargado por el momento y presa de la excitación. Los seis goles del coloso Aguinagalde, frente a la impotente defensa blaugrana, más la picardía de Lazarov, más el coraje de Sterbik, más Hombrados, siempre Hombrados, desde el banquillo… Y al final, el éxtasis, la victoria contundente e inapelable, el trofeo que viaja a las vitrinas colchoneras, como si nada hubiera ocurrido, como si Juan de Dios, Cecilio, Mateo, Julio y los demás nunca se hubieran marchado.

El peligro cáustico del clan Gil sigue ahí. Nada va a hacer cambiar a esa panda de aprovechados, que vendieron y venderán lo más sagrado del patrimonio si el negocio lo requiere. Estige está al acecho. Mas es posible que, después de todo, merezca la pena correr el riesgo. Aunque sólo sea para volver a ser, por unos instantes, aquel chaval que en un inhóspito polideportivo, con una pelota destrozada, trataba de imitar a sus héroes de la cancha, rememorando hazañas deportivas, hechas del mismo material con el que se fabrican los sueños.

159 comentarios

Tablas y postes

Presentación en sociedad del nuevo Atlético de la era Manzano, y la verdad nos ha dejado un sabor agridulce. Es importante comenzar bien las temporadas, asentarse en la competición con la tranquilidad que otorgan los puntos, hoy se sumó uno y se perdieron dos.

Hacía tiempo que no se veía a esta orilla del río tocar el balón con seguridad y precisión, mucho tiempo, ni tan siquiera en la primera etapa del jienense en el banquillo se vio tal cosa (que recuerde, puedo estar perfectamente equivocado). Pues bien, tocaron el balón no sólo en el centro del campo, sino también desde atrás, sacando la jugada sin rifar el balón a ver si la gana uno de los de arriba. Minipunto para Gregorio.

Ahora bien, reconociendo que este equipo que sacó hoy no será el habitual al faltar Falcao, Turan y quizá un tercer hombre que pudiera ser Diego o Ganso (eso se comenta), a este grupo le falta gol, mucho gol. Falta una referencia arriba, Adrián ha demostrado ser un hombre a tener en cuenta, pero jamás puede ser único punta, por más que te salga un par de veces bien.

Pensemos, frente al Guimaraes las pasamos putas para marcar gol y si no es por la fulgurante aparición de Elías desde segunda línea nos quedamos sin anotar. En la vuelta un penalti inexistente a Salvio allanó el camino desde el primer minuto, la defensa adelantada de los portugueses hizo el resto. Ahora, por descarte, nos falta Elías, ese hombre capaz de descolgarse para golear por sorpresa, ¿nos acordaremos de él?

Al centro del campo no hay que ponerle pegas, el trivote formado por Gabi, Suárez y Tiago sube enteros cada partido, no se impacientan en la transición defensa-ataque. Si a esto le sumamos la sorpresa positiva de un buen Silvio y un meritorio (aunque hoy algo gris) Filipe, hay mimbres. Sólo Salvio desentonó en el equipo, su actitud apática y su individualismo no me gustaron nada. ¡Qué le vamos a hacer!

Por lo demás, un partido sin muchas ocasiones, la tuvo Adrián en los primeros compases pero no terminó de controlar bien el esférico, también Salvio en una fulgurante contra que se encargó de “chupar” él solito -estrellando la pelota en el palo-. Osasuna también lo intentó mediante un rechace que le quedó a Solá y que Domínguez solucionó cruzándose a tiempo.

En la segunda parte el que desesperó fue Juanfran, toda vez que Salvio había cedido su puesto a Turan. El ex osasunista se cascó un par de pfff al final del partido para grabar en vídeo, primero equivocándose en regates y luego disparando cuando no venía a cuento.

Reyes pidió un penalti que para mí no lo era, después culminó una jugada estática con un remate a la cepa del poste. Gabi también lo intentó, pero chutó fuerte al centro, y Adrián tuvo la mejor del partido en la última jugada, Andrés Fdez. repelió el disparo. Nino pudo dos minutos antes haber desnivelado el marcador tras una jugada de Lamah, que desnudó a Filipe Luis.

Ya digo, un empate sin mucha historia pero con el regusto de haberse familiarizado con el cuero, ese íntimo enemigo en los últimos tiempos. Habrá que ver la evolución en los próximos partidos.

17 comentarios

Fase de grupos de la Europa League

Ayer se efectúo el sorteo de los grupos que compondrán la Europa League hasta la fase del knock-out, hacia el mes de Febrero aproximadamente. El Atlético parte con cierto favoritismo junto a Tottenham, Sporting Portugal, PSG o el hueso del Rubin Kazan (que se lo pregunten al Barça). De la lista se cayeron -antes de empezar- ilustres como la Roma, el Sevilla, Rangers o Celtic, aunque este último podría ser repescado por la UEFA en el grupo del Atlético… vivir para ver.

A los rojiblancos les tocó en suerte el Udinese italiano, equipo que caía de la previa Champions y al que lastra un coeficiente UEFA bajo. Jugó un buen campeonato el pasado curso, llegando a liderar el calcio durante alguna jornada y mostrando un fútbol vistoso. Quizá no sean el rival más duro, quizá tampoco se tomen muy en serio la competición apostando por su competición doméstica… pero te pueden amargar la tarde ampliamente. Como curiosidad cabe reseñar que su dueño también controla el Granada a través de Quique Pina, uno de sus socios.

También tocó en suerte el Rennes francés, un equipo que hace un par de años podría haber sido un incordio, pero que a día de hoy no es nada del otro jueves. El típico equipo francés con jugadores africanos, ya sean de primera o segunda generación, que abusan de físico. El domingo pasado palmaron 4-0 frente al Montpellier lo que puede dar una idea del nivel actual.

Cerrando el grupo, una antigua bestia negra, el Sion suizo. Como dije al principio su presencia puede verse comprometida tras haber -supuestamente- firmado futbolistas pese a una sanción que les priva de ello. El Celtic ha presentado un recurso ante la UEFA con el que pretende ocupar su plaza y, de paso, complicar un grupo en principio facilón. Ya veremos qué sucede con los suizos, pero si se actúa con tibieza sentarán precedente.

En otro orden de cosas, los refuerzos se retrasan, la salida de Forlán también y el tiempo se echa encima. ¿Cambiará algo la goleada de Guimaraes? Recordamos cómo otros veranos este tipo de resultados han servido de coartada a una directiva con tendencia a dejar al equipo cojo de alguna de sus patas, si lograron vencer cómodamente sin Forlán, Falcao, Turan, Diego, etc. ¿para qué traer a alguien más? Pues eso.

127 comentarios

¡Cómo está el patio!

Anoche, mientras se disputaba la previa de la Europa League, esa competición que nadie parece tomar en serio al principio pero, ¡ay como se llegue a las últimas rondas!, se cerró el doble fichaje de Falcao y Micael. Tiene guasa la cosa porque resulta que el Oporto no sólo nos vende a su estrella por aproximadamente el precio de la cláusula sino que encima nos cuela un descarte suyo por la friolera de 5 millones de euros. Un negociazo, vaya.

Y digo yo, para qué tanto negociar por Falcao durante semanas si al final pagas -incluyendo variables- lo que marca la cláusula de marras y cargas con un peso muerto como Micael, que por cierto se marcha cedido hacia Zaragoza, ya digo, de locos. Además, por rizar el rizo, Forlán no disputa el partido en una más que probable operación relámpago en la que el Inter de Milán se hace con sus servicios una semana antes del cierre de mercado y sin contar con alternativas en la plantilla, pues Osvaldo se encuentra cerca de firmar por la Roma y tampoco se habla de delanteros/centrocampistas para suplir su espacio en la plantilla.

Recapitulando, como ya nos anunciaba Picu en la prensa días atrás, nos dieron a elegir entre Forlán y Falcao, fichado el colombiano la situación ha dado el giro esperado y, por tanto, el uruguayo parece lejos del Calderón sin recambio a la vista, pues Adrián sustituye a Costa y Falcao al Kun. Y todavía hay quien dice que este año hay mejor plantilla que el pasado, comprobémoslo:

- En la portería De Gea ha sido sustituido por Joel, suplente el curso pasado, y éste a su vez por Courtois, un melón sin abrir todavía. Asenjo ni cuenta. Conclusión, salimos perdiendo en principio, pues Joel ha demostrado mucho nerviosismo en sus primeros partidos, ya veremos qué tal se da.

- En la defensa hemos cambiado a Ujfa por Silvio. Digamos que el nivel del checo había sufrido un bajón en los últimos meses y el portugués le mejora por el momento. En el eje de la zaga nada ha cambiado, salvo la incorporación de un Miranda que no sé si jugará de titular cuando se reponga Godín… Perea mediante. Y en el carril izquierdo la vida sigue igual. Salió Valera, bien. Démosle el beneficio de la duda; hemos mejorado.

- En el medio salió RG para dar entrada a Gabi, otra vez. Sobra decir que el cambio mejora sustancialmente en todos los aspectos, por narices. El sistema parece que cambiará y todavía no sabemos si Salvio se quedará en el grupo o lo hará Elías, personalmente me quedaría con el segundo, básicamente porque para el ala derecha ya contamos con Juanfran en el caso que queramos jugar con bandas, e incluso Reyes. Turan también apoyará para crear algo de fútbol. Digamos que también hemos mejorado con matices.

- La delantera sin duda ha empeorado, pues la baja del Kun ennegrece todo. Uno de los únicos jugadores del mundo capaces de inventar una jugada, un gol, un algo de la nada, y eso es mucho en una plantilla de picapedreros como la que hemos sufrido… llega Falcao, un rematador puro, un auténtico depredador del área, pero necesita que le surtan de balones al área, ¿podemos proporcionárselo? Además, Adrián es un tipo listo, capaz de crear segundas jugadas, falto de gol eso sí. ¿Y Forlán? Forlán no estuvo el año pasado y todo apunta a que sus maletas están a punto de facturarse destino Milán. La delantera, el alma del gol en un equipo, puede estar gravemente herida a expensas de Falcao y eso, es grave.

141 comentarios

Premier League 2011/12

A punto de comenzar la Premier, la más tempranera de las grandes ligas, pues comenzará una semana antes que la española y dos antes que la italiana, los equipos apuran sus últimos días para confeccionar plantillas, ya sea para retener a sus estrellas o para contratar caras nuevas. A pesar de todo, podrán inscribir jugadores hasta final de mes, dándose el caso de futbolistas que empiecen la liga sin saber muy bien dónde jugarán esta temporada (caso Tévez, por ejemplo).

Sin más dilación vamos a analizar en qué punto se encuentran los equipos punteros y cuáles son sus aspiraciones reales, más allá de que crean luchar por una cosa y luego se dé otra -no sé de qué me suena eso-.

Manchester United

El actual campeón de la Premier, volverá a ser el principal candidato al título. Realmente no han perdido fuelle con respecto al año pasado, han cambiado a un portero veterano -hoy retirado- por uno quizá algo inmaduro, aunque con gran potencial y una confianza a prueba de bombas. Se puede decir que el equipo cuenta con un grupo cohesionado, que se conoce a la perfección y en el que curran prácticamente todos; mención especial para el coreano Park. Sus bandas asustan con Young (fichado este verano), Nani y Valencia, pero no sólo por la profundidad que le puedan dar al equipo sino porque en la punta encontramos a un tal Berbatov o Chicharito, tipos que rematan sin pestañear, unidos al plus de calidad que pueda aportar Rooney.

Predicción: Sin duda, los chicos de Sir Alex estarán en la pomada desde el comienzo.

Manchester City

Los vecinos se han hecho muy famosos últimamente a costa de los billetazos del jeque Al Mansour. Por primera vez disputarán la liga de campeones, es decir, desfilarán por los mejores estadios de Europa apareciendo en primera plana de los periódicos por algo más que por fichar estrellas. Personalmente no me convencen en absoluto, siguiendo una estrategia muy madridista en cuanto a contrataciones ya sabemos a lo que nos lleva… fracaso rotundo en Europa. Y es que una plantilla no se construye a base de cromos sino en base a un esquema y a un trabajo táctico que, por el momento, no le veo trabajar a Mancini. Porque esa es otra, el italiano difícilmente ganará un título importante con los citizens. Les falta centro del campo, principal campo de batalla a la hora de ganar una competición de regularidad como la Premier, y por mucho que Silva, Agüero o Tévez (está por ver si se queda) inventen una jugada de gol, el tedio está asegurado en el City of Manchester.

Predicción: Lucharán por quedar entre los tres primeros. Quizá no lo consigan. 

Arsenal

De unos años a esta parte, el Arsenal se ha convertido en un club que vendía a sus mejores jugadores en verano para fichar a otros jóvenes talentos con poco cartel, esta situación se ha interrumpido este verano, si bien la venta de Clichy afecta al once titular del año anterior. También es cierto que la salida de Cesc Fábregas o Nasri puede cerrarse en los próximos días… o no. Lo cierto, y ciñéndonos al papel, es que hablamos del mismo bloque del año pasado con un año más de experiencia y eso les hace fuertes. Habrá quien les niegue el pan y la sal, que critique la falta de títulos de AW y la radicalización de su filosofía, pero ahí pelean cada año hasta casi el final de la temporada con unas cuentas equilibradas que les permiten competir sin invertir auténticas millonadas (salvo cuando venden, claro). Quiero ver el resultado que ofrece Gervinho en los gunners, si rompe a goleador o se queda en un punta móvil con rapidez y buenos movimientos, recordemos que Henry en la época pre-Arsenal no era un crack ni mucho menos.

Predicción: Manteniendo este bloque, lucharán hasta las últimas 8 jornadas por ganar la Premier, después se deshincharán un pelín pues les falta un nueve puro. Preocupa Fábregas.

Chelsea

El tío Roman ha mantenido más o menos a los mismos hombres sorpresivamente, pues la tan cacareada renovación que iba a tener lugar en este verano se ha quedado en agua de borrajas. Mal asunto para los del barrio pijo. A este equipo le faltan centrocampistas como el comer, y sólo he oído hablar de Alexis, Agüero, Falcao o Llorente entre otros… un fallo garrafal que les costará con total seguridad un disgusto esta próxima temporada.

Sí han renovado la parcela técnica relevando a Carlo Ancelotti por el delfín de Mou, André Villás-Boas, en un intento por rememorar los tiempos en los que el Chelsea dominaba abrumadoramente en las Islas. En su primera temporada en la élite como primer espada, el portugués arrolló con el Oporto en su país y en la UEFA, donde apabulló a todos sus rivales sin excepción. No obstante, ya digo, el tipo no es mago y con Obi Mikel, Fat Frank y un Essien lesionado… francamente, se queda corto para más de 50 partidos. Se arrepentirán.

Predicción: Sólo el efecto Villas-Boas les puede aupar a luchar de verdad por la Premier hasta el final, les veo quedando entre los cuatro primeros sin más.

Liverpool

Fatal temporada pasada la de los reds, Roy Hodgson, el relevo de Rafa Benítez en el banquillo, cumplió el papel esperado y su contribución al juego fue funesta, tanto es así que en Enero de este año fue despedido para contratar a Kenny Dalglish como revulsivo. En esos momentos el Liverpool estaba fuera de los puestos europeos, consiguiendo terminar al final del campeonato una sexta plaza que les dio acceso a la UEFA. Se hicieron con Charlie Adam tras el descenso del Blackpool y con el pack Carroll-Luis Suárez tras vender a Torres… se puede decir que son más de lo mismo que siempre, si bien Adam les dará un mayor poder en el medio. Su defensa es lo peor del equipo, sin duda, muy blanditos.

Predicción: Para ser quintos les llega, quizá si pegase el petardazo uno de los de arriba se colasen en la cuarta plaza. Deberán remar incansablemente todo el año.

Tottenham

Poco se han movido los Spurs, no han conseguido firmar ningún hombre reseñable pero tampoco lo han perdido, que no es poco. Perdieron la batalla por la cuarta plaza con los skyblues a poco del final y se vieron en tierra de nadie, incluso amenazados por un Liverpool pujante que quería terminar de maquillar su temporada, no fue así y lograron la consolación de la quinta plaza. Harry deberá luchar mucho para reconquistar una posición en la que el Tottenham se vio desplazado ya hace unos cuantos años y de la que no hay forma de recuperar, salvo excepciones. En realidad les pasa algo parecido al Liverpool, lucharán por estar sobre la quinta plaza con la caña preparada por si alguno de los cuatro gallitos se despista o desfallece…

Predicción: Salvo movimientos de última hora, su plantilla les da para ser quintos o sextos, les falta una defensa segura y eso también lastra.

149 comentarios

Eliminatoria en el aire

Tal como sucediese no hace mucho tiempo con partidos de la extinta copa Intertoto, el Atlético de Madrid comenzó a disputar sus partidos oficiales en el mes de Julio, un mes típicamente de pachangas veraniegas y dobles sesiones para afinar una puesta a punto que te lleve en condiciones óptimas al principio de Liga en Agosto/Septiembre. Pero bueno, eso ocurre cuando la temporada pasada te has dedicado a gandulear y “cumplir objetivos” miserablemente, término muy ligado a este club desde hace tiempo.


En este primer partido contamos con la ausencia de David De Gea y Kun Agüero (ambos en Manchester), Diego Costa (lesionado) y Godín (vacaciones Santillana). Con Adrián como único punta, Forlán tuvo que retrasar su “descanso” (¿no cuenta el del curso pasado?) unos días y arrimar el hombro para derrotar a un todo poderoso equipo noruego que aquí, en España, sufriría apuros para mantener la categoría, ¡en Segunda! Muy flojitos los nórdicos, como casi todos los equipos que disputan estas previas tempraneras (ejem, ejem).


Ante este panorama, ¿qué podía esperar un aficionado atlético? Pues yo se lo digo, un pestiño de partido. Durante largas fases del partido creí que era un entrenamiento con público frente a un rival de la Tercera madrileña, quizá fuera porque les faltaba ritmo de competición, quizá porque crean que con dos destellos puedan conseguir la eliminatoria fácilmente, quizá… quizá les dé un poco igual todo. Lo más entretenido consistió en ver qué opinaba mayoritariamente el público del asunto Agüero (de DGA no esperaba nada, para qué engañar), con el resultado por todos conocido, lo más bonito que se le llamó fue mercenario, compartido con el portero toledano.


Hablando de porteros, mucho me temo que Joel no es el portero que nos quisieron “vender”. Ya el año pasado cuando le vi (fue un partido o dos, no recuerdo exactamente) me creo alguna duda sobre su jerarquía, excusada por el tema de la edad y su suplencia habitual. No he visto ningún partido de la pretemporada rojiblanca, dicen que cantó en Granada, que en Alcalá tampoco estuvo muy fino… hoy desde luego me ha dado la sensación de que contamos con un agujero en esa zona, incluso en el gol pudo hacer algo más. Veremos cómo viene el chaval belga y si nos puede ofrecer mayores garantías. Los puntos se escapan muchas jornadas por la portería, cuidado.


Miranda, el central brasileño, pese a la opinión de Suro en los comentarios y que él lo vio en directo, me dejó también serias dudas. Sin duda me habrá condicionado la expulsión (rigurosilla), no lo negaré, pero además de eso jamás fue contundente al corte, no es rápido y ya digo, algo blandurrio. Seguiremos observándole.


Pero como no todo es negativo, su compañero de zaga, Domínguez, olvidó aquellas tardes del año pasado en las que sus nervios le hicieron cometer fallos absurdos. El gol noruego llegó por su lado, pero aun con eso quisiera creer que recuperará el nivel de hace 15 meses o, en unas malas, se quede cercano. Le necesitamos. Silvio, el lateral portugués participó en el ataque con subidas constantes hasta línea de fondo, para mí rozó el notable, aunque habrá que verle ante un rival de mayor enjundia que le obligue a vigilar el lateral.


Pero, y finalizando, que me está quedando muy largo para una mierda de partido como el sombrero de un picador de grande, lo mejor de la noche fue la aparición de Reyes en asociación con Adrián. Probablemente el asturiano carezca de gol, necesite varias para enchufarla, pase semanas sin ver portería, pero lo que es innegable es su visión de juego e inteligencia a la hora de elegir qué hacer, suyas fueron las dos asistencias del partido y también marró un mano a mano en la primera parte, ya digo, de lo más positivo. Como ficharán un delantero (está por ver quién), en un primer momento será el sacrificado del once, pero yo le mantenía ahora mismo incluso por delante de un Forlán que no pasó de voluntarioso (algo es algo) y que misteriosamente estuvo a punto de marcar un gol de cabeza.


Reyes puso la guinda con las dos definiciones, calcadas al mismo palo y la misma altura, cercana a la escuadra. Si además de hacer jugar rompe a goleador, el año que viene nos le venderán al primero que aparezca. Como siempre.